Agencia AFP

Agencia de noticias

No hubo lugar a las sorpresas en Wembley, el todopoderoso Manchester City pasó por encima del Aston Villa (1-2) y se llevó su séptima Copa de la Liga, la tercera consecutiva, con goles de Sergio Agüero y Rodri.

Mientras el Aston Villa hablaba en las gradas, cantándole al Manchester City que nunca podrá decir que es campeón de Europa (algo que el Villa consiguió en 1982), los celestes sentenciaron sobre el verde.

En una fría y soleada tarde en Londres, la menor de las copas domésticas en Inglaterra fue a parar a las vitrinas del Manchester City y de un Pep Guardiola que ya posee ocho títulos con los ingleses y 29 en total.

El Manchester City era favorito y lo demostró, pese a venir de una semana caldeada con el enfrentamiento ante el Real Madrid. La victoria en el Santiago Bernabéu condicionó el once y Guardiola metió ocho cambios respecto a lo vivido en la capital española, dejando a Kevin De Bruyne, Bernardo Silva y Riyad Mahrez fuera.

No supuso esto ningún problema para el fondo de armario del Manchester City, especialmente incisivo arriba.

A los 20′ minutos, llegó el primero. Rodri cambió la orientación del juego metiendo la bola al área, apareció Phil Foden y la dejó muerta de cabeza para que apareciera Agüero. El argentino remató de primeras, el cuero tocó en Tyrone Mings y se metió en la portería.

El Manchester City ya tenía lo que quería y se dedicó a acumular jugadores en campo del Aston Villa y a buscar el segundo, una cuestión de tiempo.

Con controversia nació el segundo tanto. El árbitro señaló un córner que no era a favor del Manchester City y Rodri, apareciendo solo, remató picado de cabeza.

Daba la sensación de estar muerta ya la final con ese segundo gol rondando la media hora, pero John Stones, central titular ante las bajas en defensa, permitió que el Villa resucitara. Se resbaló, propició una transición ofensiva rápida y Mbwana Samatta conectó un cabezazo inapelable a las redes de Claudio Bravo.

Con esa diana se llegaba al descanso, anticipando una segunda parte abierta y dando esperanzas a la cálida afición de Birmingham. Pero los segundos 45′ minutos, en vez de emoción, destilaron aburrimiento. El Manchester City se conformó con tocar plácidamente en la frontal del área del Aston Villa, además de alguna oportunidad aislada de Agüero, y los Villanos solo lo intentaron con tímidas ráfagas.

Hasta el minuto 87′, en el que Engels se erigió por encima de la defensa para sacar un cabezazo que sacó Bravo, en una de sus pocas intervenciones en el partido, con la ayuda del poste.

Suficiente para un Manchester City que ya suma siete Copas de la Liga en su palmarés y que en los últimos años se ha convertido en el rey de esta competición, quedándose a tan solo un entorchado de los ocho que tiene el Liverpool, el que más en Inglaterra.

Fuente: EFE

LAS ALINEACIONES:

Manchester City: Bravo; Walker, Stones, Fernandinho, Zinchenko; Rodrigo, Gündogan; Foden, D. Silva, Sterling; Agüero.

Aston Villa: Nyland; Guilbert, Engels, Mings, Targett; Douglas Luiz, Nakamba, Elmohamady, Grealish, El Ghazi; Samatta.

LAS INCIDENCIAS:

-LA PREVIA-

La Copa de la Liga, eso sí, es una competición considerada tradicionalmente como menor pero que puede traer una alegría a un equipo necesitado de ellas por su lejanía respecto al Liverpool en la liga y la reciente suspensión de dos temporadas sin competiciones europeas (2020-2021 y 2021-2022) debido a infracciones de las reglas del ‘fair play’ financiero.

El Manchester City es el actual campeón de la Carabao Cup. (Foto: AP)
El Manchester City es el actual campeón de la Carabao Cup. (Foto: AP)

El Manchester City tiene sus mayores aspiraciones este curso en la Champions League, donde el miércoles ganó 2-1 en el Santiago Bernabéu al Real Madrid, en la ida de los octavos de final, pero los ‘Sky Blues’ son conscientes de que no deben desperdiciar ninguna oportunidad.

Desde la llegada de los nuevos propietarios emiratíes en 2008, el Manchester City ha ganado las cuatro finales de la Copa de la Liga que ha disputado, las dos últimas ante el Arsenal (3-0) y el Chelsea (4-3 en penales tras 0-0). En su palmarés lucen seis títulos en este torneo y únicamente les supera el Liverpool, que lleva ocho.

Una victoria en Wembley elevaría a once el número de títulos en competiciones nacionales ganados por el Manchester City en las doce últimas temporadas.

Si el Manchester City es campeón el domingo, encadenaría tres años seguidos levantando este trofeo, algo que solo consiguió el Liverpool, campeón de 1981 a 1984 (cuatro ediciones).

Frente a los ‘Citizens’ estará un Aston Villa que es apenas decimoctavo en la Premier League y que está más pendiente de evitar el descenso de categoría.

En su camino en esta Copa de la Liga, el equipo de Birmingham dejó fuera en semifinales al Leicester, tercer clasificado de la Premier League para regresar a la final del torneo diez años después de su última final, que tuvo lugar en 2010.

- Goleada reciente -

En total, el Aston Villa fue cinco veces campeón en la Copa de la Liga.

Para Josep Guardiola, el reto será remotivar a su equipo tras la gesta de ganar en el Santiago Bernabéu.

“Nuestro estado de ánimo será el mismo, el de tener hambre para ganar un nuevo título”, afirmó el técnico catalán en conferencia de prensa.

“Ellos son un equipo organizado, con un arquero con una enorme experiencia como es Pepe Reina”, destacó el catalán.

El pasado 12 de enero, el Manchester City venció 6-1 al Aston Villa con un triplete de Sergio Agüero, pero entonces era Orjan Nyland el que guardaba los palos de los ‘Villanos’.

“Nos hemos preparado táctica y mentalmente. Esta es una gran oportunidad para conseguir algo especial para el club”, aseveró Guardiola.

Será baja en el Manchester City el defensa francés Aymeric Laporte, de nuevo lesionado y que estará de baja alrededor de un mes.

En el Aston Villa se sienten cómodos sin la etiqueta de favoritos.

“A veces me gusta ser el ‘outsider’ porque así podemos pelear sin que nadie espere mucho de nosotros”, destacó el técnico del Aston Villa, Dean Smith.