Mandó al hospital a un rival y su club lo despide por violento
Redacción EC

La directiva del Al Nasr de Emiratos Árabes tiene mano dura. A su jugador Ibrahima Touré no le perdonaron que haya agredido a un rival del equipo Bani Yas. De hecho, lo despidieron.

En el partido liguero, Touré le dio un fuerte puñete a Mohamed Jaber, quien tuvo que ser llevado a un hospital. Por suerte no tenía una lesión ósea, pero tuvieron que aplicarle vendajes en el ojo izquierdo.

Ibrahima Touré era un jugador importante en el Al Nasr. Llevaba 19 goles en 25 partidos y no fue barato para el club de Emiratos Árabes, ya que pagaron 4 millones de dólares por él al .