Marcelo Bielsa dirigió al Lille de la Ligue 1 en el 2017. (Foto: EFE)
Marcelo Bielsa dirigió al Lille de la Ligue 1 en el 2017. (Foto: EFE)
Redacción EC

Marcelo Bielsa es para muchos una institución en el fútbol. El entrenador siempre fue recordado con cariño en los clubes que estuvo por su espontaneidad y carisma. Sin embargo, esto no sucedió en el Lille, la excepción a la regla, y el argentino se encuentra un juicio con la dirigencia luego de ser despedido en el 2017.

El ‘Loco’ dejó el club luego de 13 fechas hace cuatro años. La dirigencia le dio las gracias y le dijeron que no pensaban contar más con él. De inmediato, inició una confrontación que terminaría en los tribunales, con Bielsa como gran favorito para ganar y hasta de obtener 19 millones de euros por daños y prejuicios.

A la importante suma, se le aumentaría la totalidad de sus dos contratos (uno con el equipo y el otro con Victory Sports, la empresa del presidente que lo contrató en su momento).

Bielsa, actualmente en Leeds United, declaró ante la justicia francesa vía videoconferencia y se mostró confiado de ganar la batalla legal, pero desde Lille no bajarán los brazos debido a que creen que el entrenador no siguió las instrucciones del club.

Entre las faltas que habría cometido el técnico en el cuadro francés, está el criticar de “manera irrespetuosa y con un constante desafío ante las autoridades”. También lo señalan por decidir viajar a Chile al velorio de su amigo Luis María Bonini sin permiso alguno.

Bielsa dirigió a Lille durante 14 partidos (13 por Ligue 1 y uno por Copa de Francia) con un balance de tres triunfos, cuatro empates y siete derrotas.