Tottenham empató 1-1 en su reciente visita al Everton por la Premier League. (Foto: AFP)
Tottenham empató 1-1 en su reciente visita al Everton por la Premier League. (Foto: AFP)
Redacción DT

El duelo entre Tottenham y Everton por la fecha 11 de la Premier League pasó a un segundo plano este domingo en Goodison Park, donde la escalofriante lesión de tobillo que sufrió André Gomes impactó a propios y extraños. Uno de los más afectados por el incidente fue Mauricio Pochettino, estratega de los 'Spurs'.

El técnico argentino lamentó la "mala suerte" del jugador portugués y agradeció el gesto que tuvo el capitán de los 'Toffees', Seamus Coleman, con el surcoreno Son Heung-min, quien fue señalado por su falta contra el jugador luso, previa al accidente.

La gravedad de la lesión de André Gomes fue tal que la compañía que se encarga de la transmisión de los encuentros de la Premier League decidió no ofrecer repeticiones sobre la jugada.

Pero las reacciones de Son, que fue expulsado y que desde que vio el tobillo del internacional portugués rompió a llorar y no se quitó las manos de la cabeza, así como las lágrimas del técnico del Everton, Marco Silva, o del marfileño del Tottenham, Serge Aurier, que se puso a rezar, hablaron por si solas.

"Lo sentimos mucho, ha sido realmente una situación dura, muy mala suerte cómo Gomes ha caído en la jugada. Lo único, enviarle nuestros mejores deseos, estamos devastados por esta situación", señaló Mauricio Pochettino luego del compromiso, que se saldó con un empate 1-1 entre ambos conjuntos ingleses.

"Quiero agradecerle al capitán, Seamus Coleman", agregó posteriormente el argentino para destacar la solidaridad del referente irlandés que "entró al vestuario" del Tottenham Hotspur "para consolar a Son" cuando se encontraba devastado.

YouTube

Con información de AFP