Neymar fue expulsado en su regreso a la competencia con PSG. (Foto: AFP)
Neymar fue expulsado en su regreso a la competencia con PSG. (Foto: AFP)
Redacción DT

Neymar dejó claro que no se encuentra arrepentido por agredir a Álvaro González y ser expulsado en los candentes minutos finales del clásico francés entre PSG y Marsella. Tras abandonar la cancha del Parque de los Príncipes acusando racismo por parte del zaguero español, el brasileño hizo sus descargos a través de Twitter.

“De lo único que me arrepiento es de no haber golpeado a ese imbécil en la cara”, escribió el 10 del cuatro parisino en la red social, una hora después del encuentro válido por la tercera jornada de la Ligue 1, en el que reapareció tras superar un contagio de COVID-19 y terminó recibiendo una tarjeta roja.

La estrella del PSG se quejó poco después de la media hora del compromiso apuntando al defensor, que en ese momento reclamaba un escupitajo de Ángel Di María. “Racismo no”, repitió varias veces. Posteriormente, en los descuentos, aprovechó una gresca para propinarle un pequeño toque en la cabeza al defensor.

En una publicación posterior, Neymar solicitó que se revise la transmisión del encuentro para llegar a fondo con su denuncia. "Para el VAR es fácil captar mi ‘agresión’... ahora quiero ver la imagen del racista llamándome “mono hijo de p...”, añadió indignado.

Neymar fue uno de los cinco jugadores expulsados al final del cotejo. “Por racista. Por eso le pegué”, dijo al abandonar el césped.

“Están las imágenes de televisión, todo será juzgado”, reaccionó por su parte el director deportivo del PSG, el también brasileño Leonardo, en declaraciones a Téléfoot.

“Espero que esto no ensombrezca nuestra victoria. No hay lugar para el racismo en el fútbol. No creo que sea el caso. Hubo también un escupitajo de Di María. Es un Clásico”, señaló por su parte el entrenador del Marsella, André Villas-Boas.


No te pierdas

No te pierdas