Óscar Mayo paso de ser  el encargado de la  Dirección de Negocio, Marketing y Desarrollo Internacional de La Liga a el Director General Ejecutivo. (Foto: Agencias)
Óscar Mayo paso de ser el encargado de la Dirección de Negocio, Marketing y Desarrollo Internacional de La Liga a el Director General Ejecutivo. (Foto: Agencias)
Redacción EC

La liga española ha logrado traspasar fronteras y, en la actualidad, es un negocio global que se ha posicionado en el mercado asiático y en Estados Unidos. En la entrevista realizada por el medio de comunicación ‘El Mundo’ a Óscar Mayo, Director General Ejecutivo de LaLiga, se trató el tema de la Superliga.

Para el directivo, la creación de la Superliga “es una falta de respeto al resto de clubes que trabajan como ellos, que están en la misma competición”.

Además contó que se enteraron de la noticia en medio de un acuerdo que estaban por cerrar con el país norteamericano: “Se les ha despreciado. Aparte de que es una irresponsabilidad, porque lo que hay que ofrecer al mercado ahora mismo es certidumbre, no dudas. A LaLiga nos cogió el anuncio en mitad de la negociación del contrato de Estados Unidos, que es de los más grandes de la historia”.

“De repente, sale el presidente del Barça y dice que deja firmada la Superliga. Teníamos el acuerdo bastante avanzado y esa noche nos llaman y nos dicen: «Oye, que se está creando la Superliga». Generar esa incertidumbre es una irresponsabilidad y una falta de respeto y muy poco profesional»”, sostuvo Óscar Mayo.

El directivo que trabaja en LaLiga desde el 2017, sostuvo la mala manera en la que convencieron a los otros equipos que firmaron por el nuevo torneo: “Trataron de convencer al resto de clubes deprisa y corriendo, porque había una reforma de la Champions y había que salir sí o sí. Pero los números no funcionaban”.

La liga española está bien posicionad, según informó Mayo; incluso, señaló que a la ‘Casa Blanca la ven menos personas en un país asiático comparado con el segundo club más importante de Barcelona.

“Tenemos una industria muy madura, con ligas locales fuertes, que maximizan los ingresos en su territorio nacional, y una muy buena competición europea. Por ejemplo, en China la sigue más al Espanyol que al Real Madrid. Con la Superliga matabas a las ligas locales y hacías el sistema mucho menos eficiente”, concretó el Director General Ejecutivo de LaLiga.