Gerardo Berodia, atacante español, vivió una historia digna de un relato de tragedia o de una gran película. A punto de llegar al estrellato en el Real Madrid, le detectaron cáncer. Luego de superar la enfermedad, brilló en el fútbol boliviano. No obstante, un accidente de su hijo lo obligó a regresar a España, trabajar en un taxi y juega en la tercera división de su país.

Un reportaje publicado por el portal www.publico.es reveló la sufrida vivencia de Gerardo Berodia. "Hay historias con el corazón dividido, imposibles de olvidar. Si no fuera porque la vida es así, uno tiene derecho a pensar que estas cosas sólo suceden en la literatura o en el cine... su historia no es como la de los demás taxistas. Ni siquiera como la de un ciudadano normal", cita la publicación sobre el jugador español, Gerardo Berodia.

Gerardo Berodia de 34 años, fue contemporáneo del golero de Real Madrid, Iker Casillas, en las divisiones inferiores del equipo merengue. En la plenitud de su carrera y a punto de su ascenso al primer equipo recibió una mala noticia: tenía cáncer en el tobillo izquierdo. Su recuperación tardó 3 años.

Regresó al fútbol en equipos del ascenso de España (segunda y tercera división). El destino lo  llevó a cruzar el océano y jugar en el Wilstermann de Bolivia en el 2013-2014. La vida le devolvía la felicidad: Gerardo Berodia fue ídolo y estrella máxima en el club.

Las mejores jugadas de Gerardo Berodia:

"Me convirtieron en un ícono publicitario, de marcas de trajes y hasta de la BMW, en un ídolo de masas y, en definitiva, la que no quería cambiarlo por nadie. No podía ni ir a comer a los restaurantes. Había niños que se abrazaban a mí llorando, padres que me pidieron hacerme videos para el cumpleaños de sus hijos”, recuerda Gerardo.

“A las tres semanas de llegar, me quisieron renovar por tres años. Me triplicaron el sueldo. Me eligieron mejor jugador del torneo. Fue algo importante. Alrededor mía se creó una adhesión social que, a los 32 años, yo ya no podía esperar de ninguna manera. Querían, incluso, que me nacionalizase y jugase con su selección", afirmó Berodia, quien recibió el premio de mejor jugador infantil de Europa.

“Podía tirarme hasta 40 minutos seguidos firmando autógrafos. Había entrenamientos que venían 2.000 personas a vernos que no hacían más que gritar mi nombre”. La relación fue provechosa en todos los sentidos. Ganó dinero y conoció el lujo: “Yo vivía en la zona norte de la ciudad, en una urbanización en la que no faltaba de nada, piscina, jacuzzi…., de todo. Había veces, incluso, en las que iba caminando a entrenar”, agregó el jugador español. Berodia conduce hoy en día un taxi y trabaja de 10 a 12 horas diarias.

Un reportaje a Gerardo Berodia, quien reveló cómo se recuperó del cáncer:

Sin embargo, nuevamente la adversidad se hizo presente en su vida. Su hijo sufrió un grave accidente doméstico -se cortó con una puesta de vidrio- que lo obligó a regresar a España. "Tuve que elegir entre la familia y el fútbol y no lo dudé. Cada uno tiene sus valores, que no se pueden cambiar, y en esta vida hay que elegir. Tenía que volver por mi hijo y no me arrepiento. Hoy, el niño ya hace vida normal. Juega al fútbol, hace atletismo, apenas le quedaron secuelas de los 600 puntos que le dieron", afirmó.

Gerardo, acostumbrado también a sobreponerse de la adversidad, conduce un taxi, pero a su vez decidió regresar al fútbol. Juega en Navalcarnero de la Tercera de España. "Supongo que serían incapaces de imaginarse que yo soy taxista en el Real Madrid. Hace un tiempo, precisamente, cogí a un cliente que era boliviano de Cochabamba y cuando le dije que yo era Berodia no se lo podía creer. Se hizo fotos, abrazos conmigo", relató Berodia.

“La última vez que fui a Bolivia estuve un par de semanas. Había miles de personas, de periodistas para recibirme en el aeropuerto. Y luego cuando regresé a Madrid tenía al taxi, a mi taxi, esperándome en la puerta”, concluyó Berodia

En su equipo Navalcarnero anotó 8 goles en 6 partidos, es el máximo goleador de todas las categorías en el fútbol español. "Quizá por eso nos hemos acordado de él y de su historia que no se parece a la de nadie, porque tal vez sea digna de un ‘Best Seller’, enrevesado como su vida misma", así selló el relato el portal español.

LEE TAMBIÉN