(Foto: AFP)
(Foto: AFP)
Redacción DT

anunció oficialmente que Ferland Mendy será parte de su plantilla a partir la próxima temporada. El futbolista llega por pedido explícito de Zinedine Zidane, quien fue decisivo a la hora de convencer al futbolista francés de llegar a la 'Casa Blanca'.

Dicho lo anterior, la pregunta de un sector de la afición madridista es qué características son las que llevaron a Zidane a solicitar con insistencia la llegada de Mendy al club blanco.

► 
► 

En primer lugar, debe mencionarse que Ferland Mendy juega como lateral izquierdo y en caso de necesidad también puede posicionarse en la banda derecha, pues es solvente con ambas piernas.

Aunque es correcto y eficiente en la fase defensiva, Mendy muestra lo más llamativo de su juego al pisar campo contrario. A ello contribuyen en gran medida su fortaleza física y velocidad, a las que se suman buenos recursos técnicos para encarar a los rivales.

No obstante, el jugador procedente del Lyon también cuenta con otra virtud que es la capacidad de asociarse con sus compañeros, a quienes puede habilitar de cara al gol durante sus incursiones en campo de sus adversarios. No es extraño verlo llegar hasta la línea de fondo de los rivales.

La faceta ofensiva de Mendy gusta mucho al entrenador de Real Madrid, pues lo ve como un futbolista ideal para competir con Marcelo, quien tuvo un rendimiento discreto en la temporada 2018-2019. Aunque se trata de dos laterales con gran presencia en el ataque, el francés tiene a su favor el ser más aplicado en defensa.

Lo anterior no significa que su compatriota tenga el puesto asegurado, pues Zinedine Zidane le aseguró que llegará a competir por un lugar en la oncena de merengue. Sin embargo, el director técnico sí prometió a Mendy darle muchas oportunidades en el campo de juego.

Esto último fue lo que llevó al futbolista a decantarse por el Real Madrid, dejando de lado el interés de equipos como Barcelona o Juventus, que también estaban interesados en sus servicios.

Lo que viene será una historia distinta para el futbolista que, con 24 años recién cumplidos, deberá afrontar una exigencia mayor, de la que muchos colegas con talento no han salido muy bien librados.

TAGS RELACIONADOS