Boca Juniors se consagró campeón de la Copa Argentina 2021 tras vencer a Talleres. (Fuente: AFP)
Boca Juniors se consagró campeón de la Copa Argentina 2021 tras vencer a Talleres. (Fuente: AFP)
Redacción EC

Fue un duelo intenso y con mucho esfuerzo. Boca Juniors consiguió ganarle a Talleres de Córdoba en la tanda de penales y River Plate no fue ajeno a ello. El cuadro que es dirigido por Marcelo Gallardo envió un mensaje a través de sus redes sociales, felicitando a los ‘xeneizes’ por se campeones de la Copa Argentina 2021.

“Felicitamos a @BocaJrsOficial por la obtención de la Copa Argentina 2021″, fue el lacónico mensaje que decidió emitir River Plate. La publicación de los millonarios llegó más de treinta minutos tarde, dado que el campeonato lo ganaron bordeando las 11:22 p.m. en el horario de Argentina y el saludo fue al día siguiente.

(Foto: Captura de pantalla)
(Foto: Captura de pantalla)

¿Qué es lo peculiar con ello? La felicitación llegó a las 00:03 (hora argentina) del 9 de diciembre, uno de los días más festivos para los hinchas de River Plate, esto porque se cumplen tres años desde la victoria del conjunto millonario sobre Boca Juniors en el Santiago Bernabéu en la final de la Copa Libertadores 2019.

Cabe destacar que se espera una gran celebración de parte de la directiva de River. “Un Monumental lleno de sorpresas se prepara para celebrar un nuevo aniversario de la final más importante de la historia del fútbol: el histórico 3-1 sobre Boca Juniors en Madrid”, anunció la institución. El evento será gratuito y podrán asistir todos los que desean sean o no socios del club.

Boca Juniors es campeón de la Copa Argentina 2021

Boca Juniors se consagró campeón de la Copa Argentina al vencer por 5-4 en la definición por penales a Talleres, luego de igualar 0-0 en los 90 minutos de la final disputada este miércoles.

Para Boca, se trató de su cuarta coronación en la Copa Argentina, luego de los títulos ganados en 1969, 2012 y 2015, y a la vez, la decimoquinta copa nacional de su rico palmarés, y también es el primer título para el novel entrenador Sebastián Battaglia.