Al hermano de Ronaldinho, Roberto de Assis Moreira, el Ministerio Público de Porto Alegre le incautó varios bienes. (Foto: AFP)
Al hermano de Ronaldinho, Roberto de Assis Moreira, el Ministerio Público de Porto Alegre le incautó varios bienes. (Foto: AFP)
Agencia EFE

Agencia de noticias

La justicia brasileña aprehendió tres vehículos de lujo, una obra de arte y televisiones del hermano de Ronaldinho Gaúcho tras incumplir un acuerdo por daños ambientales, según informaron  fuentes oficiales.

El Ministerio Público de Porto Alegre allanó el domicilio del empresario Roberto de Assis Moreira, hermano del ex jugador del Barcelona, y confiscó varios bienes materiales.

La aprehensión tiene como objetivo garantizar el cumplimiento del acuerdo suscrito por el empresario debido a los daños ambientales causados en la construcción del Instituto Ronaldinho Gaúcho, que atiende a niños y adolescentes en Porto Alegre, capital de Rio Grande do Sul.

Roberto de Assis Moreira y el Instituto Ronaldinho Gaúcho fueron condenados en 2013 por "promover talas de vegetación" protegida, drenajes y movimientos de tierra sin licencia de los órganos ambientales.

Uno de los vehículos incautados al hermano de Ronaldinho. (Foto: Ministerio Público de Brasil).
Uno de los vehículos incautados al hermano de Ronaldinho. (Foto: Ministerio Público de Brasil).

Para reparar los daños, Assis Moreira y el instituto se comprometieron a donar un área destinada a crear una unidad de conservación y una reserva de patrimonio natural con 22 hectáreas, pero esas obligaciones no fueron cumplidas, de acuerdo con un comunicado del Ministerio Público.

El caso es paralelo a otro por el que la justicia brasileña determinó la aprehensión del pasaporte de Ronaldinho y de Assis Moreira, también por el impago de una multa de daños ambientales.

En dicha ocasión, los dos hermanos fueron condenados en 2015 por la construcción de una plataforma de pesca y una estructura para atracar barcos en el lago Guaíba, en Porto Alegre.

En la sentencia de 2015 fue determinado el pago de una multa de 8,5 millones de reales (unos 2,3 millones de dólares), que no ha sido saldada hasta el momento, por lo que el Ministerio Público presentó un nuevo recurso. 

Fuente: EFE