Jefferson Farfán y Carlos Zambrano jugaron juntos en el fútbol alemán. (Foto: Schalke 04)
Jefferson Farfán y Carlos Zambrano jugaron juntos en el fútbol alemán. (Foto: Schalke 04)
Redacción EC

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más

Gelsenkirchen. De entrada la palabra es difícil de pronunciar. Incluso de recordar. Pero el 10 de junio del 2008, los peruanos empezamos a memorizar el nombre de esa ciudad alemana que queríamos como nuestra pese a no conocer absolutamente nada de ella. Tras cuatro años exitosos en Eindhoven, llegó al norte de la cuenca minera de Ruhr para ser el segundo futbolista nacional en jugar en el Schalke 04. La ‘Foquita’, con casi 24 años, llegaba como figura. , con 19 calendarios encima, aún estaba en las divisiones menores desde el 2006.

PARA SUSCRIPTORES: Superliga Europea: pequeñas historias de los peruanos que jugaron en los clubes fundadores del polémico torneo

A diferencia del ‘León’ (debutó en agosto del 2009 y se fue a mediados del 2010), Jefferson Agustín trazó un camino victorioso hasta ser considerado uno de los mejores jugadores en la historia del club. En el norte de Alemania, el peruano tuvo su mejor versión futbolística y El Comercio tuvo el privilegio de ver en vivo y en directo, contada en la .

Pedro Canelo, periodista de esta casa editora, viajó a Genselkirchen previo a la ida de los cuartos de final de esa histórica Champions 2010-11 en la que el Schalke llegó a semifinales (en esa instancia perdió ante el Manchester United de Sir Alex Ferguson). Y dejó el siguiente recuerdo: “Llegamos hasta las afueras de Gelsenkirchen, al predio donde entrenaba el club germano. En las cinco cuadras más cercanas, todas las paredes estaban pintadas de un festivo color azul. Días antes, un grupo de hinchas del Schalke 04 había pedido renovar la sala de trofeos del club.

Jefferson Farfán disputando el balón con Javier Zanetti. (Foto: EFE)
Jefferson Farfán disputando el balón con Javier Zanetti. (Foto: EFE)

De aquellos días felices de abril del 2011 a hoy ha transcurrido casi una década. Y el panorama es otro. Uno totalmente opuesto. De esa alegría por el 5-2 ante el Inter de Zanetti, Cambiasso, Milito y Eto’o; los ‘Mineros’ pasaron al dolor de . El último martes, tras caer 1-0 ante el Arminia y sumar solo 13 puntos en 30 fechas, uno de los clubes más antiguos del fútbol germano le dijo adiós a la Bundesliga por cuarta vez en su historia. Antes había perdido la categoría en 1981, 1983 y 1988.

Crónica de un acto cobarde

Luego del sufrimiento vivido en campo del Arminia, cinco autobuses esperaban afuera por si los jugadores necesitaban regresar a casa separados por temas de seguridad. La molestia de los hinchas que diez años atrás festejaron las atajadas de Manuel Neuer y los goles de Farfán y Raúl González era predecible. Todos lo sabían. Pero nunca imaginaron el fatal desenlace.

Según el diario alemán BILD, cerca de la medianoche, con los buses viajando a Gelsenkirchen, los futbolistas son informados que algunos aficionados rompieron puertas y se metieron al estadio. Entendiendo la molestia y con la creencia inocente de que no pasará a mayores, deciden continuar el trayecto. A la 1:27 a.m., la delegación llega al Veltins-Arena, mientras 13 coches de la policía esperan en la entrada. Sin embargo, todo comienza a complicarse. Alrededor de 400 aficionados, entre ellos un miembro de los ‘Hugos’, facción ultra del Schalke, empiezan a increparles por lo sucedido.

Los jugadores de Schalke 04 fueron atacados por hinchas tras el descenso. (Video: Twitter)
Los jugadores de Schalke 04 fueron atacados por hinchas tras el descenso. (Video: Twitter)

La caótica situación parece controlarse hasta que empiezan los festejos con fuegos artificiales de los hinchas del Borussia Dortmund, máximo rival del Schalke, en la ciudad contigua de Essen. Los aficionados no quieren hablar más. La sangre hierve. Algunos jugadores empiezan a correr; al técnico Dimitrios Grammozis le tiran huevos y golpean; su asistente, Mike Uth, es agredido y ve cómo destrozan su coche. Otros medios alemanes añaden que el portero Ralf Fährmann y el volante Amine Harit también se llevaron algunos golpes.

Recién a la 1:44 a.m., después de 17 minutos de terror, todo terminó. O eso parece. La policía aconseja a los jugadores que viven en Gelsenkirchen a que duerman en otro lugar para evitar más represalias. Un acto cobarde de sujetos que manchan más la historia de un club.

El recuerdo de un 2011 histórico

El Schalke 04 ha sabido ganar siete títulos nacionales en la etapa pre-Bundesliga, cinco copas de Alemania, una Supercopa alemana, una Copa de la Liga y una Copa UEFA. Pero nunca estuvo tan cerca de levantar la Champions League como en la temporada 2010-11. De la mano de Jefferson Farfán, Raúl Gonzalez, Manuel Neuer, Jan Klaas Huntelaar, Iván Rakitic y un Julian Draxler aún menor de edad, los ‘Mineros’ ganaron una Copa de Alemania –la última del club- y alcanzaron las semifinales del torneo más importante a nivel de clubes.

Tras terminar como líderes en el grupo B que compartieron con el Olympique de Lyon, Benfica y Hapoel Tel Aviv; el Schalke venció al Valencia por 4-2 en el global (1-1 en la ida, 3-1 en la vuelta). En cuartos se enfrentó al defensor del trono, Inter de Milan. Las victorias por 5-2 en el Giuseppe Meazza y 2-1 en el Arena auf Schalke –ahora llamado Veltins Arena por temas de marketing- catapultaron al equipo de la ‘Foquita’ en semifinales. Al frente estaba el poderoso Manchester United de Alex Ferguson.

Schalke 04 celebrando el título de la Copa de Alemania. Jefferson Farfán junto a Raúl González sentados en el césped. (Foto: AFP)
Schalke 04 celebrando el título de la Copa de Alemania. Jefferson Farfán junto a Raúl González sentados en el césped. (Foto: AFP)

Con Wayne Rooney como figura, los ‘Diablos Rojos’ no tuvieron problemas y pasaron la serie con un contundente 6 a 1. En la final disputada en Wembley, cayeron ante el Barcelona de Pep Guardiola y Messi que había dejado en el camino al Real Madrid de José Mourinho y Cristiano Ronaldo en aquella recordada semifinal.

Jefferson cerraba así su mejor temporada. En la Liga de Campeones, el extremo jugó diez partidos (todos de titular) de los doce que disputó el Schalke. Solo estuvo ausente ante el Benfica en Portugal por la fase de grupos y en la vuelta de los cuartos de final frente al Inter.

Las anécdotas de Farfán y Zambrano en Schalke

Jefferson Farfán llegó al Schalke 04 a mediados del 2008, cuando Claudio Pizarro alistaba maletas para dejar el Chelsea y regresar al Werder Bremen. Paolo Guerrero vivía sus primeras temporadas en el Hamburgo. Y Carlos Zambrano aún estaba en la cantera del equipo que recibía a la ‘Foquita’ como una estrella.

El defensor y el atacante estuvieron juntos una temporada y vivieron varias anécdotas que hace poco más de un año terminaron revelando. En una Instagram Live de Alianza Lima, la ‘Foquita’ le pidió al ‘León’ que cuente “cuando me llevabas los chimpúnes” en medio de risas.

Yo recién subí al Schalke y él llegó como una de las compras más caras del club. Para mí era un tremendo apoyo que haya otro peruano. En ese momento él llegaba como figura y yo recién iniciaba mi carrera, tenía que hacerme un nombre”, inició el ‘Kaiser’.

Un consolidado Jefferson Farfán junto a un juvenil Carlos Zambrano. (Foto: Schalke 04)
Un consolidado Jefferson Farfán junto a un juvenil Carlos Zambrano. (Foto: Schalke 04)

“La mayoría de consagrados siempre se la agarraban con los jóvenes, si no era Jefferson (Farfán) era otro mayor. En Europa es distinto, cuando terminaba el entrenamiento todos pateaban y nos enviaban: ‘juvenil, anda a recoger la pelota’ y yo ‘volaba’, pero me tenía que tocar”, prosiguió el zaguero de Boca Juniors ante de reconocer y agradecer el apoyo de su amigo en Alemania: “Le decía, ‘oye, llévame pues’. Él se portaba bien conmigo. Me mandaba a comprar McDonals, iba y me agarraba su vuelto.

Pese a no estar mucho tiempo juntos, Carlos Zambrano corroboró lo que afirman los que dejan el Perú por un futuro mejor: en cualquier parte del mundo siempre habrá otro peruano dispuesto a tenderte la mano.

El lamento de los ídolos

Los recuerdos llevan consigo un sinfín de emociones, pero no podemos pasar los días evocando. Hay que vivir el presente. El Schalke 04 fue feliz, pero hoy no lo es. Ha descendido. Los hinchas lloran, los desadaptados golpean y los ídolos apoyan. Desde donde estén muestran su aliento. Sagrada virtud de las redes sociales que acortan distancias en cuestión de segundos.

Tras el “Azul y blanco para toda la vida” de Raúl González en su cuenta de Twitter, llegó el lamento de Jefferson Farfán. “Regresaremos más fuertes. No puedo creerlo, tantos momentos lindos”, escribió en su Instagram el delantero de Alianza Lima. Carlos Zambrano no fue ajeno al mal momento de su exequipo y usó la red social del pajarito azul para expresarse. “Hoy descendió el Schalke, equipo al que le debo mucho, porque fue el que me abrió las puertas para así dar inicio a mi carrera como futbolista profesional, la cual aprendí mucho y conocí gente maravillosa, TRISTE pero con la SEGURIDAD de que volveremos más fuerte Fuerza Mineros, publicó.

Los mensajes de aliento seguirán llegando desde distintas partes del mundo. Todos con el anhelo de ver nuevamente al Schalke 04 en la Bundesliga. Desde aquí, Lima, Perú, la cosa no es distinta. También queremos ver feliz al equipo que nos mostró al mejor Jefferson Farfán y amoldó a Carlos Zambrano.

MÁS EN DT

VIDEO RELACIONADO

Jefferson Farfán se motiva para volver a los entrenamientos con Alianza Lima (Video: Instagram)
Jefferson Farfán se motiva para volver a los entrenamientos con Alianza Lima (Video: Instagram)

No te pierdas