Miguel Herrera felicita a Giovani Dos Santos en Brasil 2014. (Foto: AFP)
Miguel Herrera felicita a Giovani Dos Santos en Brasil 2014. (Foto: AFP)
Redacción EC

Una nueva polémica armó Miguel Herrera tras revelar que Giovani dos Santos pidió ser cambiado en el México-Holanda por los octavos de final de Brasil 2014 debido a unas insoportables ampollas, afirmación que desmintió el futbolista de manera tajante.

“Cuando veo que voy a salir me sentía en el mejor momento del partido y no sufría alguna molestia física. Obviamente estaba molesto. Sin duda este tipo de partidos es el que cualquiera quisiera jugar”, respondió el actual jugador del América a través de un comunicado.

Lejos de arrepentirse, este miércoles se volvió a pronunciar el ‘Piojo’ y dejó claro que no duda de su versión.

“Nunca he tenido ninguna diferencia con Gio, sin embargo, si le molesta ni modo, es lo que uno piensa. No voy a dejar de hablar con él”, indicó el extécnico de la selección mexicana en diálogo con el programa Línea de 4, al ser consultado si siente que se molestó su otrora dirigido. “Es un jugador que me gusta, me encanta y llena mi ojo futbolístico”, aclaró, sin cambiar de opinión.

Herrera incluso destacó a Dos Santos como a uno de sus preferidos. “Si el día de mañana yo tengo equipo y él está disponible, seguro lo pediré”, señaló.

En Brasil 2014, Dos Santos “tuvo un Mundial extraordinario, le anularon goles legítimos y en el América, cuando mejor momento atravesaba, vino una lesión muy fuerte y no pudo tomar el nivel que ha demostrado”, apuntó el DT.

“Simplemente pidió su cambio y se acabó. Cada quien su idea, él sabe perfectamente bien lo que pasó en el Mundial (2014). Hubiéramos querido avanzar más. Cuando se tomó el refresco de los 25 minutos para los jugadores, ahí fue donde platicamos con él y ahí fue donde manifestó el calor en los pies”, dijo Herrera, recordando el duelo del ‘Tri’ frente a la ‘Naranja Mecánica’, que se inició con un gol de Dos Santos y acabó 2-1 para los europeos.

La opinión del atacante es distinta. “Aquel día quería terminar el partido y aunque hubiera tenido ampollas en los pies, orejas quemadas o me faltara el aliento, cosas que no ocurrieron, yo hubiera dado todo para estar los 90 minutos con mi selección”, aseguró un día antes.