Johnny Aurazo

La herida que dejó el Fokker de el 8 de diciembre de 1987 no cerrará nunca en los hinchas aliancistas que radican en Trujillo. Pese a que han pasado 29 años de la tragedia, el pueblo de Alianza en esta provincia norteña no olvida a los ‘potrillos’ de Marcos Calderón que fallecieron en el mar de Ventanilla.

A las 9 a.m., en la iglesia San Francisco, ubicada en el corazón de la ciudad, la Asociación de Simpatizantes de Alianza Lima Trujillo (ASALT) ofreció la primera misa del día en homenaje a los caídos del Fokker.

Luego, a las 12 del mediodía, el histórico santuario de la Virgen de la Candelaria de Huanchaco colmó sus instalaciones de hinchas victorianos y rindió un emotivo tributo al plantel blanquiazul que perdió la vida en el Fokker de propiedad de la Marina de Guerra del Perú.

A ambas ceremonias asistió como invitado especial Juan Alberto De La Vega Durand, histórico capitán de Alianza Lima y selecciones peruanas. El ex defensa blanquiazul fue recibido y despedido entre aplausos en el templo ubicado en la cima del balneario.
Tras la última misa, los asistentes se dirigieron al muelle de Huanchaco para arrojar ofrendas florales al mar. En el lugar, surfistas y pescadores, vestidos con camisetas de Alianza Lima y la mayoría montados en los tradicionales caballitos de totora, recibieron las ofrendas y las llevaron al fondo del océano.

Mario Alberto Merino Pérez, presidente de la ASALT, y Evaristo Leytón Venegas, máximo representante de la Asociación de Simpatizantes de Alianza Lima Huanchaco (ASALH), también rindieron homenaje a los ‘potrillos’ del ‘Chueco’ Marcos Calderón y acompañados de Juan De La Vega y decenas de aliancistas, lloraron la muerte de los caídos.

La tragedia del avión de Chapecoense también se sintió en este homenaje. Una gigantografía con los escudos de Alianza Lima y del equipo brasileño fue exhibida en ambas misas e ingresada al mar por dos pescadores en los ancestrales caballitos de totora. 

LEE TAMBIÉN...

TAGS RELACIONADOS

No te pierdas

No te pierdas