Luis Aguiar: el guerrero 'charrúa' con corazón blanquiazul. (Foto: USI)
Luis Aguiar: el guerrero 'charrúa' con corazón blanquiazul. (Foto: USI)
Aldo Cadillo

Un partido podría describir la carrera futbolística de . La reñida final entre Peñarol y Santos de la Copa Libertadores 2011. El volante uruguayo con seis años menos, sin barba y algo más delgado; era un rudo leñador que buscaba talar las piernas del rival.

Hace seis años el contrincante era el Santos y, también, Neymar. Comparado ya con Pelé, la versión juvenil del actual jugador más caro del mundo demostraba piruetas y acrobacias dignas del freestyle; pero transportadas por él a un campo de fútbol. Luis Aguiar, rudo y con la sangre 'charrúa' transitando por sus marcadas venas, intentó detener la habilidad con fuerza.

La bronca campal tras el pitazo final, marcó la consolidación de aquel mítico Santos. El cuadro del 'Peixe' tenía en sus filas la precoces versiones de Elano, Ganso, Edu Dracena y Leo Bastos. Luis Aguiar no logró detener el talento; pero se mostró con un rudo guerrero que luchaba más con el corazón que con la cabeza.

Luis Aguiar ante Neymar en la Copa Libertadores 2011. (Foto:AFP)
Luis Aguiar ante Neymar en la Copa Libertadores 2011. (Foto:AFP)

Algunas batallas se pueden ganar así, pero esta vez no resultó. Peñarol se quedó con el subcampeonato y Luis Aguiar viajó a Europa. Luego transitó por el fútbol argentino, brasileño y reposo durante el 2016, víctima de una lesión, en el Sporting Braga.

La historia podría terminar aquí; pero Luis Aguiar llegó a Alianza Lima y empezó una nueva lucha. Su contratación se anunció en diciembre. Traído por Pablo Bengoechea, el mediocampista, ahora con barba, no llegó con el mejor kilometraje pero igual realizó una atrevida promesa. "Sacrificio, respeto y buena disponibilidad para intentar ayudar a Alianza Lima a lo que están buscando con ansias, que es un título". 

Luis Aguiar es un hombre de palabra y demostró en la cancha lo que prometió en un video. El juramento tomó fuerza con cada gol. Y la rendención futbolística podría suceder a fin de año.

Con trece, el número de la mala suerte para varios, felices tantos en lo que va del año, 'El Canario' es el máximo artillero del campeonato y ahora va por el título nacional.

Lucha, así se podría definir la carrera deportiva de Luis Aguiar. Combatiendo contra constantes lesiones o peleando ante suplencias sin fecha de caducidad. El 'charrúa' encontró un espacio en el equipo de La Victoria y respeto en el corazón del hincha blanquiazul. 

TAGS RELACIONADOS