El presidente de la Federación Peruana de Fútbol (FPF), Manuel Burga, planteó a los clubes establecer un tope máximo de 3.500 dólares a los sueldos de sus jugadores, para evitar que se repian los problemos de salarios sin pago por varios meses.

Asimismo, se mostró de acuerdo en modificar el reglamento del campeonato Descentralizado para evitar que los equipos pierdan o ganen puntos en mesa por motivos económicos la próxima temporada.

“Hay que buscar una solución y yo ya lo he dicho e insisto: el fútbol peruano no puede pagar sueldos arriba de los 3500 dólares, es una barbaridad y una irresponsabilidad lo que los clubes ofrecen hoy día”, dijo en declaraciones a Radio Programas.

Sobre la modificación del actual reglamento del torneo Descentralizado, indicó que los clubes conocían las normas que castigaban con la resta de puntos en caso incumplan con las deudas. Precisó que dichas normas están estipuladas desde hace siete años en el campeonato peruano y que este año los clubes la utilizaron para evitar el descenso.

“Esta norma tiene siete años y en este tiempo los clubes la usaron dos veces los equipos. Este año simplemente hubo un desahogo de algunos equipos por tratar de salvarse de la baja a través de los reclamos, y lo hicieron en base a un reglamento y una norma que está vigente”, indicó.