Pablo Bengoechea dirigirá su segunda definición consecutiva con Alianza Lima.
Pablo Bengoechea dirigirá su segunda definición consecutiva con Alianza Lima.
Marco Quilca León

El último fin de semana en Moyobamba, lejos del calor de su gente, Alianza Lima levantó el título del Torneo Clausura y clasificó a los ‘playoffs’ del Descentralizado 2019 (enfrentará a Sporting Cristal este domingo en Matute a las 3:30 p.m., y el miércoles en el Nacional a las 8 p.m.). El partido ante Unión Comercio ejemplifica a la perfección la era Pablo Bengoechea en el cuadro íntimo: empezó ganando con una jugada de laboratorio, sufrió el empate al defender mal un balón parado, volvió a adelantarse con un gol de cabeza, el local le anotó el 2-2 con diez hombres, y consiguió la victoria a falta de tres minutos con un tiro libre perfecto ejecutado por Rinaldo Cruzado.

Revive el triunfo de Alianza Lima sobre Unión Comercio.

Alianza no jugó bien. De hecho, fue dominado en gran parte del encuentro por el conjunto riojano (61% de posesión de balón para Comercio y 39% para los blanquiazules, según estadísticas oficiales). Pero se llevó los tres puntos, ganó el Clausura y se metió en la lucha por el título nacional por segundo año consecutivo (el año pasado perdió la final justamente ante Cristal).

Las formas, el romanticismo y el juego bonito tan añorados por los hinchas blanquiazules más longevos parecen diluirse mientras el equipo siga peleando arriba, al menos en el ámbito local. Y con Pablo Bengoechea se están obteniendo resultados: un Apertura, dos Clausuras, un título nacional (2017) y una Supercopa Movistar (2018) en dos años y medio. Eso sin contar el subtítulo del 2018 y los ‘playoffs’ de este 2019.

Pablo Bengoechea llegó a La Victoria a inicios del 2017, tres años después de haber culminado su experiencia con la selección peruana (primero como asistente técnico de Sergio Markarián y luego como entrenador interino por algunos amistosos, todo entre el 2010 y 2014). El ‘Profesor’ encontró un club que llevaba once años sin levantar el título nacional. El último trofeo conseguido fue con su compatriota Gerardo Pelusso en el 2006. En ese lapso pasaron ocho técnicos y el único que estuvo cerca fue Guillermo Sanguinetti, otro uruguayo, en el 2016 cuando perdió la definición del Clausura ante Cristal. El cuadro rimense ha sido la pesadilla de los blanquiazules.

Desde su arribo, el ‘Profesor’ nunca aseguró que su equipo se vaya a caracterizar por el juego bonito, huachas o lujos, como estaba acostumbrado el hincha aliancista. “Nunca fui de prometer estilos, pero sí sobre la obligación de lograr resultados”, dijo en su presentación. Claro y preciso desde el primer día.

Títulos de Pablo Bengoechea como técnico:

CLUBTORNEOAÑO
Peñarol (URU)Torneo Clausura2015
Peñarol (URU)Torneo Apertura2015
Peñarol (URU)Copa Bandes2016
Alianza Lima (PER)Torneo Apertura2017
Alianza Lima (PER)Torneo Clausura2017
Alianza Lima (PER)Descentralizado2017
Alianza Lima (PER)Supercopa Movistar2018
Alianza Lima (PER)Torneo Clausura2019

Su primera clase fue enseñar una palabra casi olvidada en vestuario íntimo: ganar. Armó un equipo fuerte mentalmente. Convirtió a Matute en su fortín (de los 46 partidos que dirigió en el torneo local, ganó 31, empató 11 y perdió solo 4). También supo sacar puntos de visita (16 victorias y 10 igualdades en 46 encuentros). Conoce el fútbol peruano y lo plasma en resultados.

Pablo asumió un liderazgo que asentó bien en el plantel. Se apoyó en jugadores de experiencia como Leao Butrón, Rinaldo Cruzado y Luis Ramírez; a los tres los conocía de la selección y los mantiene hasta ahora. Le dio confianza a sus dirigidos a pesar de las críticas y los arropó ante todo.

La era Bengoechea en números

El ciclo de Pablo Bengoechea en Alianza Lima se divide en dos: de inicios del 2017 a fines del 2018, y de mayo del 2019 hasta donde continúe (hace unos días Gustavo Zevallos, gerente deportivo del club, señaló que el técnico se quedará por todo el 2020). Y sus números son ampliamente favorables.

En su primera etapa, el uruguayo dirigió 101 encuentros por los puntos entre torneo local, Copa Sudamericana del 2017 y Copa Libertadores del 2018. Ganó 48 de ellos, empató en 23 y perdió en 30 ocasiones, convirtió 138 goles y recibió 114. En general obtuvo un 55% de eficacia. Ganó el Apertura, Clausura y, por consecuencia, el título nacional. Además, metió a Alianza en dos Libertadores consecutivas (2018 y 2019) después de seis años.

Estuvo en la obligación de dejar el cargo a fines del año pasado por problemas personales.

Alianza gracias a los réditos que dejó el técnico trajo a Miguel Ángel Russo para suplirlo; pero el argentino, campeón de la Copa Libertadores con Boca Juniors en el 2007, duró apenas cinco meses y renunció por malos resultados.

La mala y corta experiencia con Russo obligó a la directiva íntima a buscar nuevamente a Pablo Bengoechea. Y el técnico aceptó ordenar nuevamente el equipo.

Su segunda etapa se inició en la última fecha del Apertura (empate 1-1 ante Unión Comercio). Hasta el momento dirigió 21 partidos, ganó once, empató siete y perdió solo tres. Quedó eliminado en la fase de grupos de la Copa Bicenentario, pero ganó el Clausura.

El ‘Profesor’ Bengoechea, a su estilo, ha enseñado a sumar en La Victoria.

No te pierdas

No te pierdas