El 1-0 de Real Garcilaso sobre Cerro Porteño resultó un triunfo histórico. Era la primera vez del subcampeón peruano en un torneo internacional. De hecho, era su primer partido oficial fuera del país. Y lo ganó bien. Derrotó a un equipo que cuenta con cinco jugadores de selección paraguaya (que venció a Perú por Eliminatorias). Pero no ha sido la única victoria peruana para recordar. Por eso vale la pena rememorar otros episodios similares.

LA MARCA DEL ZORRO Alianza Lima 4-1 Estudiantes de La Plata (2010) Inmediatamente después de ese día, Wilmer Aguirre podría haber sido fichado por cualquier equipo del mundo. Si el asunto pintaba para desastre apenas a los ocho segundos, cuando Alianza caía 1-0, Matute se volvió una fiesta inigualable a medida que una dupla fabulosa formada por el ‘Zorrito’ y José Carlos Fernández hacía de las suyas. Ese día todo fue perfecto: Alianza venció 4-1, los goles fueron espectaculares, Matute se ganó a pulso el mote de ‘Caldera’, Costas estrenó un saco que acabó siendo su cábala y el cuadro blanquiazul fue visto con otros ojos desde entonces. El rival no era poca cosa: ese Estudiantes de Verón y Sabella había estado a minutos de destronar al Barcelona campeón de todo en el Mundial de Clubes.

GOLEADA EN LIMA Sporting Cristal 4-1 Racing (1997) Cristal tenía delante el partido más difícil del mundo, pero había llegado a las semifinales de la Libertadores y no podía amilanarse. Era difícil porque jugaba contra Racing y había caído en Avellaneda por 3-2. Los celestes habían cumplido haciendo una campaña fenomenal para cualquier equipo peruano en el torneo, por lo que en las calles había cierta resignación: algo así como un ya han hecho más que suficiente. Nadie iba a quedar decepcionado por una eventual eliminación, pero Sergio Markarián, el técnico de ese maravilloso equipo celeste, dio un toque a su varita mágica. Así convirtió lo que podía ser una épica eliminación en una goleada por 4-1 que puso a los rimenses en la final del torneo ante Cruzeiro. Y todos los peruanos se pusieron la camiseta celeste encima de la bicolor.

EL SANTO SE TUMBÓ A RIVER San Martín 2-0 River Plate (2008) San Martín jugaba su primera Libertadores luego de haber sido campeón peruano. Era un equipo desconocido y entre los enviados especiales de los medios argentinos, causaba extrañeza ese equipo sin estadio cuyo único hincha ilustre era un tipo que se enfundaba en un disfraz de muela. Esa noche, en el Monumental de Ate, los del ‘Chino’ Rivera enfrentaron a River Plate con dos golazos: uno de Roberto Ovelar y otro de José Luis Díaz, un tipo que afirmaba ser “de palo” para bailar, pero que tuvo cintura como para superar a Leonardo Poncio y Eduardo Tuzzio, y definir ante la salida de Juan Pablo Carrizo. Ese día no solo ganó San Martín, sino el país entero.

LA COPA DE LA VIDA Peñarol 1-2 Universitario (1996) Los hinchas cremas recuerdan con cariño a un equipo que se sobrepuso a la adversidad y que venció 2-1 a Peñarol en el mítico Centenario de Montevideo. Para colmo, no solo se trataba de vencer a los uruguayos, sino a ellos mismos: Markarián acababa de renunciar y en el banquillo merengue apareció un desconocido Víctor ‘Pichicho’ Benavides, que tocó la gloria durante 24 horas cuando el ‘Diablo’ Carazas y ‘Mágico’ Gonzales anotaron. Pero los fanáticos de la ‘U’ quedaron con bronca. Al día siguiente, Defensor Sporting y Cristal jugaban el encuentro que definió la suerte de los cremas: zanjaron un empate sin goles y dejaron fuera al equipo merengue.

OTRA VEZ SAN MARTÍN Once Caldas 0-3 San Martín (2011) Los santos no tienen muchos hinchas, pero aquel día ganó al menos unos cuantos. Y cómo no hacerlo si dio una gran lección de fútbol. A su estilo, claro. Ese San Martín del ‘Maño’ Ruiz era letal de contragolpe. Fue así como planteó el partido y lo ganó en el debut en Colombia. En un partido que se jugó en el estadio Palogrande de Manizales (Colombia), el cuadro de Santa Anita logró un triunfazo con goles de Héber Arriola (37’ y 59’) y Germán Alemanno (40’). Los santos tuvieron un inicio inmejorable. Pero quedaron eliminados de la Copa en la fase de grupos. Una suma de malos resultados entre el torneo local e internacional lo terminaron por matar.

HUMILLACIÓN A BOCA Cienciano 3-0 Boca Juniors (2007) Al ‘Papá’ no le bastó con haberle ganado la final de la Recopa Sudamericana (2004). Era el año 2007 y estaba nuevamente cara a cara con Boca Juniros. El estadio Garcilaso era testigo del encuentro. La revancha. Y Cienciano humilló a un grande del fútbol argentina. Lo goleó 3-0. ¿Los goles? Juan Diego González Vigil –aquel día fue la figura del partido-, Miguel Mostto y Miguel Torres. Fue una noche soñada para el pueblo cusqueño. Y, claro, para el fútbol peruano.

¿Qué otro gran partido recuerdas en la Copa Libertadores?