Agüero debutó muy joven con Independiente. A nivel internacional lo hizo ante Cienciano. (Foto: Independiente)
Agüero debutó muy joven con Independiente. A nivel internacional lo hizo ante Cienciano. (Foto: Independiente)
Marco Quilca León

13 de mayo de 2012. El cronómetro marca los 93 minutos con 15, 16, 17 segundos. Los 48 mil hinchas que llegaron al Etihad no encuentran consuelo. Algunos deciden abandonar el estadio en medio de la frustración. empata 2-2 contra el Queens Park Rangers por la última fecha de la Premier League. Hasta ese momento, el resultado deja como campeón al rival de la ciudad, el United de Sir Alex Ferguson, que derrota 1-0 al Sunderland como visitante con gol de Wayne Rooney. Volvemos al reloj: minuto 93 con 18, 19, 20. recibe un balón en tres cuartos de campo rival, toca con Mario Balotelli y busca la pared. El ‘Nene’, desde el piso, logra devolverle el esférico y el ‘Kun’ a la carrera se deshace de unrival, remata y marca el 3-2 final. La euforia se apodera de todos y el estadio se vuelve una locura total. El City acaba de ganar la liga inglesa después de 44 años, mientras en Sunderland reciben la noticia: un argentino recién llegado los deja sin bicampeonato.

TAMBIÉN PUEDES LEER | Kai Havertz, el héroe del Chelsea que debutó con Alemania ante la selección peruana

Para entender la grandeza de en el Manchester City es necesario recordar aquel partido. Ese gol histórico que significó la primera de las cinco Premier que tiene el cuadro celeste en su historia (las otras cuatro también las levantó el ‘Kun’). Una escena surreal, mágica. Un momento increíble que se convirtió en material cinamatográfico y del que el delantero sudamericano es el único sobreviviente. Ninguno de los otros protagonistas de aquel título forman parte del actual plantel dirigido por Pep Guardiola que no pudo consagrarse campeón de la Champions League. .

tras el pitazo final del árbitro Mateu Lahoz no solo fueron por la derrota. El argentino jugó su último partido con la camiseta del City después de una década (llegó en 2011). Despedirse levantando la ‘Orejona’ era el sueño, pero no se pudo. Sí lo hizo de la mejor manera en la Premier League. El pasado domingo marcó un doblete en la goleada 5-0 ante al Everton y rompió el récord de máximo anotador en un mismo club (184 frente a los 183 que consiguió Rooney con el Manchester United. El fútbol y sus coincidencias).

Diez temporadas, quince título y 260 goles después, Agüero le dice adiós a Mánchester, la ciudad que lo arropó como ninguna otra. No fue la tan preciada ‘Orejona’, pero el argentino no necesita el título para ser ídolo del club. Si uno observa cómo fue su despedida hace unos días se dará cuenta la leyenda que es.

Sergio Agüero junto al mural que le dedicaron en homenaje a su gol ante el QPR.
Sergio Agüero junto al mural que le dedicaron en homenaje a su gol ante el QPR.

“Es mi último partido, pero estoy muy contento. Lo he disfrutado mucho y mis compañeros me han ayudado a ello. Mi objetivo siempre es marcar y estoy muy feliz, porque en mi último partido hacer dos goles es fantástico, había declarado después del partido por Premier. Tras la final de la Champions no hubo palabras. De todos modos, Barcelona y Lionel Messi esperan por él.

La Copa Libertadores y Cienciano en el recuerdo

Sergio Agüero llegó al Manchester City en julio del 2011 por 35 millones de euros. Antes estuvo en el Atlético de Madrid (2006-2011). Con el ‘Kun’ como goleador haciendo dupla con Diego Forlán, el ‘colchonero’ se convirtió en el primer campeón de la Europa League, antigua Copa de la UEFA. El argentino, en España e Inglaterra, siempre tuvo grandes momentos. Pero antes de dejar marcas históricas en el Viejo Continente, el delantero lo hizo en suelo sudamericano.

De hecho, desde su debut ya empezó a escribir su nombre con tinta indeleble. Con 15 años, 1 mes y 3 días, Sergio se convirtió en el jugador más joven en debutar en el fútbol argentino. Lo hizo en un Independiente-San Lorenzo y con Óscar Ruggeri como técnico.

Pese a su auspicioso estreno, el jovencito Agüero no volvió a ser tenido en cuenta por el ‘Cabezón’ ni por su reemplazante Osvaldo Sosa. Su situación cambió con el retorno de José Omar Pastoriza a la conducción de Independiente. Siete meses después de su primer partido, el atacante volvió a jugar un partido oficial, nada más y nada menos que ante Cienciano del Cusco en la Libertadores 2004. Ese partido también marcó otro récord: se convirtió en el jugador más joven en disputar la Copa, una marca que se manturo por tres años.

El 12 de febrero de 2004, con aún 15 años, el ‘Kun’ se estrenó en el torneo continental sudamericano en la vieja Doble Visera de Avellaneda. Ingresó por el punta Sebastián García a los 24 minutos del segundo tiempo y el partido terminó 4-2 a favor del ‘Rojo’.

Por su parte, Cienciano venía de de ganar la Copa Sudamericana (2003) con el gran Freddy Ternero como técnico. En frente estaba el Señor Pastoriza, protagonista de uno de los mejores cuentos del escritor Eduardo Sacheri. En medio de un escenario histórico debutó Sergio Agüero, el argentino que este domingo se despidió de Inglaterra, el país que conquistó con goles.

MÁS EN DT