El presidente del IPD critica que organismo encargado del legado pase a Mincetur y cree que organización de Lima 2019 busca seguir al mando. (Foto: César Campos)
El presidente del IPD critica que organismo encargado del legado pase a Mincetur y cree que organización de Lima 2019 busca seguir al mando. (Foto: César Campos)
Christian Cruz Valdivia

Si bien aún no es oficial, las declaraciones del ministro de Transportes, Edmer Trujillo, de que el legado de Lima 2019 iba a pasar a ser gestionado por el Ministerio de Turismo (Mincetur) han despertado la preocupación tanto de las federaciones como del IPD, ya que consideran que no se toma en cuenta a los actores deportivos para la administración de lo que dejó los Panamericanos como la Videna, Villa María del Triunfo, Villa El Salvador, Punta Rocas y la Villa Panamericana.

Así lucen las sedes de Lima 2019 a dos meses de los Panamericanos

—¿Cómo vive el actual momento con todo el tema del legado?

Es importante que se aclaren las posiciones de lo que se viene comentando respecto del legado deportivo. Quiero trasladar el malestar de las federaciones por comentarios que se han vertido de parte de Carlos Neuhaus, se ha distorsionado el mensaje, porque las federaciones han hecho un trabajo importante en la preparación de deportistas y la falta de comunicación de las condiciones o formas de cómo se vaya a trasladar el legado son lo que causa el malestar.

—¿Siente que el legado deportivo se aleja de lo deportivo?

Hay un grupo que viene trabajando; una parte considera que el legado, Villa Panamericana y sedes deportivas, debe permanecer junto. Hay otro grupo que considera que el proyecto Lima 2019 debe terminar su proceso: culminar contratos, distribuir material y equipamiento deportivo, y a partir de ahí permitir a los sectores del Estado, sea Vivienda y Educación, funcionar.

—¿Da bronca que el IPD no esté en condiciones de administrarlo?

No es ‘bronca’ la palabra, porque somos conscientes de que en este momento no estamos en la capacidad de hacerlo. Pero con el proceso en el que estamos, en seis meses ya se podría recibir y administrar.

—¿Siente que Copal quiere seguir manejando todo?

Parafraseando la entrevista de Carlos Neuhaus, hay que saber cuándo retirarse. Los Juegos deben ser la experiencia más hermosa, pero hay que concluir lo que se tenga pendiente y dejar que los nuevos actores que están creados para eso tomen su participación. No puede ser que Copal se extienda toda la vida con el proyecto de Lima 2019. El objetivo fue preparación y desarrollo de los Juegos. A partir de ahí hay un proceso de legado que tiene que ser distribuido. Podría extenderse un poco más, pero más allá de eso es estirar la pita.

LIMA, 08 DE NOVIEMBRE 2019

MINISTRA FLOR PABLO PRESENTA A GUSTAVO SAN MARTIN, NUEVO PRESIDENTE DEL IPD.

FOTO: JESUS SAUCEDO OLORTEGUI / GEC
LIMA, 08 DE NOVIEMBRE 2019 MINISTRA FLOR PABLO PRESENTA A GUSTAVO SAN MARTIN, NUEVO PRESIDENTE DEL IPD. FOTO: JESUS SAUCEDO OLORTEGUI / GEC

—Se entendía que el nuevo organismo iba a estar adscrito al Minedu. ¿Cómo toma que sea el Mincetur el que lo tome ahora?

No se entiende por qué Mincetur. Si bien el objetivo de Mincetur es promover el país como tal, el hecho de administrar una Villa Panamericana o gestionar áreas deportivas se aleja de eso. Creo que debió quedarse en el Minedu.

—Y se habla de traer eventos deportivos.

Traer eventos deportivos corresponde a las federaciones y al IPD. No se trata solo de levantar la mano, porque hay que hacer pagos. Esos fondos al final salen del Estado, del IPD. Además, si el IPD va a tener que pagar para usar la propia instalación, es pasarse dinero del bolsillo derecho al izquierdo, y es dinero que no va a llegar al deportista.

—Se entiende que buscan hacer rentables las sedes.

Pero la autosostenibilidad es prácticamente imposible. El Estado siempre va a subvencionar el deporte.

—Pero si Copal le dice al Estado que tiene los millones para el mantenimiento, eso al Estado le conviene, ¿no?

Pero es como tener un salón de fiesta muy lindo y no usarlo. Los que son los llamados a generar actividad deportiva son las federaciones y el IPD. No solo es tener la sede bien cui-dada, hay otras funciones que esta entidad debe hacer: distribuir material, rings de box, guantes, tatamis, equipos de gimnasia, de pesas, de tiro. Eso tiene que ser gestionado por un agente deportivo.

Neuhaus: ¿Qué pasará con los edificios construidos para los Panamericanos 2019?

—¿Se teme que las sedes se usen para actividades no deportivas?

Pero eso no es un temor. Las sedes se pueden usar para varias cosas, pero el malestar es qué pueda pasar que una semana no se puede usar porque hay otra actividad. Es algo que sucede con el Estadio Nacional en busca de recursos propios. A la larga eso puede pasar.

—Pero las federaciones no están en condiciones de administrar una sede de Lima 2019.

Algunas de ellas sí, algunas no; hay que ser honesto. Pero están en capacidad de generar actividad deportiva, y trabajando con el IPD yo creo que lo vamos a poder hacer. La solución tampoco es pasárselo a un tercero que va a tener que hablar con las federaciones y el IPD si no va a tener una casa bien pintada, pero sin actividad deportiva.

—¿Qué se ha trabajado en el poco tiempo en que usted está en la presidencia del IPD?

Estamos trabajando en la Ley de Deporte, en el fortalecimiento del IPD, en la regionalización del deporte y, sobre todo, en saber qué condiciones van a tener los deportistas para entrenar.

—¿A qué apunta el IPD ahora?

Hemos tenido mucha comunicación con las regiones para fortalecerlas, que se empodere en la preparación del deportista. Hemos hablado con los deportistas que formen su asociación y que tengan una voz. Que las federaciones entiendan que estamos para ayudarlas. Tenemos el panorama mucho más claro, pero los cambios no se dan de la noche a la mañana.

—¿Cómo se regularizó el tema de los deportistas que salieron del PAD?

Se reintegraron inicialmente 58 deportistas de manera retroactiva. La semana pasada fue-ron 22 más, con lo cual ya serían 80. La diferencia en algunos casos es que no han obtenido los parámetros establecidos. En lo que estamos haciendo hincapié es en la preparación para Tokio 2020, en ayudar a los atletas que aún tienen posibilidades de clasificación.

—¿Qué nos dice del caso de la tesorera de la Federación de Atletismo que tuvo malos tratos con un entrenador?

La federación tuvo que actuar y nosotros también, y elevamos el caso al Consejo Superior de Justicia. Ahí seguirá su camino. Nosotros no podemos actuar en las decisiones de las federaciones.

— ¿Qué idea tiene de crear el Ministerio del Deporte?

He escuchado sobre ello. En la gestión que podíamos tener en los próximos 16 a 18 meses es trabajar para dejar una estructura que cuando el que venga pudiera tomarla y si cree conveniente crear un ministerio. Parte de esta restructuración es dejarlo de ese modo. Tal vez tener dos o tres organismos fuertes, en este momento hay cinco direcciones, que podían transformarse en viceministerios. Tenemos que ser más eficiente ya que no podemos seguir creando burocracia. El siguiente paso del IPD tiene que ser el ministerio llegado el momento, con una estructura fuerte.

— Y la nueva Ley del Deporte…

Para finales de enero está programado la primera versión de la ley para ponerla a discusión en mesas de trabajo donde queremos que participen todos los actores del sistema deportivo. La idea es sacar una nueva ley, no una copia o solo cambios. Es una ley acorde a la realidad. Hay modelos exitosos en el mundo pero tenemos que entender que nuestra realidad es diferente.