El mediocampista colombiano jugará la próxima temporada por el ‘Poderoso del Sur’. Su carrera se ha visto envuelta por polémicas y numerosas acciones extradeportivas. (Foto: AP)
El mediocampista colombiano jugará la próxima temporada por el ‘Poderoso del Sur’. Su carrera se ha visto envuelta por polémicas y numerosas acciones extradeportivas. (Foto: AP)
Eliezer Benedetti

Entre bombos y platillos, Deportivo Binacional anunció este último viernes a su nuevo y flamante refuerzo para la temporada 2020: Johan Arango. El colombiano de 28 años se suma al conjunto de Juliaca, donde ha elevado las expectativas para los partidos que avecinan. Sin embargo, la carrera de Arango se ha visto envuelta por algunas polémicas y numerosos actos de indisciplina.

Previamente al anuncio de Binacional, el Always Ready de Bolivia, que disputará la Copa Sudamericana este año, aseguró en sus redes sociales que Arango reforzaría al equipo. No obstante, tras la publicación del ‘Poderoso del Sur’, el club de La Paz borró su publicación instantáneamente.

Arango llega a Binacional tras su paso por el Cafetaleros, club de ascenso mexicano. (Foto: AP)
Arango llega a Binacional tras su paso por el Cafetaleros, club de ascenso mexicano. (Foto: AP)

Dicha acción provocó desazón por parte de los aficionados de Always Ready. Esta no es la única polémica en la que ha sido involucrado el jugador colombiano. En junio del 2017, su continuidad en el Independiente de Santa Fe también generó incertidumbre por algunos comentarios del volante en la red social Instagram. “Me quedo en Cali, pero los dejé en Sudamericana”, publicó Arango en aquel entonces, lo que expresaba la posibilidad de dejar el club.

Asimismo, numerosos actos de indisciplina han manchado la carrera del futbolista. Tras su debut en 2009 con América de Cali, el jugador ha marcado paso en diferentes equipos colombianos, entre los que destacan Independiente de Santa Fe y Once Caldas. Sus acciones extradeportivas no han pasado desapercibidas.

En diciembre del 2014, Arango llegó tarde al entrenamiento del Once Caldas e incluso dio positivo en el alcoholímetro. El volante colombiano se arrepintió y aseguró que no se volvería a repetir. Sin embargo, en el 2016 con Independiente de Medellín repitió la misma acción. “Recuerdo que en los entrenamientos del Medellín, Arango llegaba tomado a entrenar”, recordaba su entonces compañero del DIM, Mao Molina.

En mayo del 2015, el periódico colombiano, EL TIEMPO, informó que Arango había agredido a un joven de 17 años en Manizales. El deportista se justificó aclarando que fue víctima de hurto y extorsión, tras intentar recuperar un celular extraviado. La madre del menor desmintió esa versión y lo demandó por golpear a su hijo.

Además, en encuentros vistiendo la camiseta del Deportivo Pasto y Santa Fe, Arango protagonizó inmaduras expulsiones por agredir a rivales. Incluso, en un video se le descubrió tomando alcohol. El caso extradeportivo más reciente fue en 2019, cuando sufrió un accidente automovilístico, presuntamente por conducir en estado de ebriedad. Posteriormente, el colombiano perdió la licencia y abandonó el club para jugar en Cafetaleros, club de ascenso mexicano, el último donde jugó antes de firmar por Binacional.

El gran talento del jugador colombiano pocos pueden ponerlo en tela de juicio; sin embargo, su indisciplina fuera y dentro de las canchas ha opacado muchas veces su enorme capacidad como futbolista. Por ello, esas acciones han provocado la salida de distintos clubes, así como algunas sanciones que ha tenido que afrontar. Ese es el nuevo y polémico fichaje de Binacional.