Real Madrid visita este sábado (2 p.m.) al Sevilla en el Ramón Sánchez Pijuán por una nueva jornada de La Liga. Con una victoria, el técnico del cuadro andaluz, Julen Lopetegui, podría propiciar el despido de Zinedine Zidane del conjunto merengue
Real Madrid visita este sábado (2 p.m.) al Sevilla en el Ramón Sánchez Pijuán por una nueva jornada de La Liga. Con una victoria, el técnico del cuadro andaluz, Julen Lopetegui, podría propiciar el despido de Zinedine Zidane del conjunto merengue
Kenyi Peña Andrade

Un adagio popular dice que el fútbol es el deporte que más se parece a la vida, y este domingo (2 p.m.), en el Ramón Sánchez Pijuán, se podría dar fe de ello. Casi doce meses después de haber sido despedido casi a empujones del , Julen Lopetegui y su Sevilla podrían darle, según los trascendidos en España, la estocada final al decepcionante segundo proceso de Zinedine Zidane a cargo de los merengues. Una victoria sevillana podría provocar el comienzo del fin para ‘Zizou’. La vida da vueltas y Florentino Pérez podría mandar abruptamente de regreso a su casa al francés, tal cual lo hizo con el español en su momento.


Hay muy pocas razones para creer que este partido sea el revulsivo que esperan los blancos de Zidane. El Sevilla lidera en solitario La Liga y no ha perdido ningún partido en lo que va de las cinco jornadas jugadas.

Además, vienen con los ánimos por las nubes tras darse un banquete (3-0 ) a domicilio ante el Qarabag en el estreno de la Europa League. Ni siquiera las estadísticas amparan al Real Madrid: en las últimas cinco veces que visitaron la cancha del cuadro andaluz, se fueron en cuatro con las manos vacías y apenas en una arrancaron un punto.

Lopetegui no duró mucho como técnico del Real Madrid. (Foto: AP)
Lopetegui no duró mucho como técnico del Real Madrid. (Foto: AP)

Y aunque Lopetegui quiera ponerle paños fríos al caliente partido de este domingo, todos sabemos que no le fue fácil masticar tanta rabia contenida al irse por la puerta falsa del Santiago Bernabéu. El club blanco decidió destituir al técnico vasco tras la goleada sufrida ante el FC Barcelona en el clásico (5-1). Y apenas le dio a Lopetegui un tiempo cuatro meses y medio para que pueda plasmar su idea en la cancha.

Lopetegui marca el inicio de la crisis del Real Madrid. Tras el anuncio de Zidane de dejar el cargo en mayo del 2018, el cuadro blanco buscó a un técnico de alto nivel para reemplazar al técnico que venía de ganar tres Champions seguidas.

Julen aceptó la propuesta del Real Madrid cuando aún era técnico de la selección de España, previo al Mundial de Rusia 2018. A la Federación Española no le gustó el gesto y decidió apartar el estratega del cargo.

"Fue un vuelo de cinco horas a casa desde Moscú a Madrid y no dije nada, pero así es la vida. Fue una experiencia muy difícil. No dormí; no sabía dónde estaba. Un día estaba en Rusia entrenando para la Copa del Mundo, y al siguiente estaba en el Santiago Bernabéu con un nuevo equipo", detalló muy sentido Julen tras sus dos experiencias catastróficas en la selección española y en el Real Madrid.

Lopetegui ha tenido un gran comienzo en la Liga española con el Sevilla.
Lopetegui ha tenido un gran comienzo en la Liga española con el Sevilla.

Meses después se fue con el cartel de ser uno los peores entrenadores de la historia del equipo blanco en base a las pésimas estadísticas que consiguió: dirigió 14 partidos oficiales, ganó seis, empató 2 y cayó en 6. Fue hasta cruel el trato que recibió por parte de toda la familia merengue y la revancha a puede cobrársela este domingo en el césped.

Luego llegó Santiago Solari como interino y los resultados no mejoraron. El 'Indiecito' dirigió 32 partidos con un balance de 22 victorias, dos empates y ocho derrotas. Un porcentaje no tan bueno ya que cayó ante el Barcelona por 0-3 en Copa del Rey y fue humillado por el Ajax con el 1-4 en el mismísimo Bernabéu.

Y volvió Zidane para empezar una nueva reestructuración del plantel. Culminó la Liga pasada en el tercer lugar, por debajo del Barcelona y el Atlético. Para esta campaña, Zidane quiso borrar del plantel a jugadores como Bale y James Rodríguez, pero hoy son sus pilares. Decidió por Courtios frente a Navas y no le dio continuidad a Vinicius, quien apareció en gran forma en el momento de Solari.

La actual crisis del Madrid de Zidane es una realidad (ganó 8 puntos de 15 posibles), y también lo es que - según trascendidos en España- José Mourinho tiene las maletas listas para ponerse nuevamente el buzo merengue. Parece una locura decir que, por haber perdido un solo partido en cinco oficiales, el cargo del galo esté en duda. Porque más allá del nivel futbolístico chato que ha mostrado su equipo, hay tres 'Orejonas' que lo respaldan. Pero es el Real Madrid, el todopoderoso que  históricamente no es de aguantar pulgas cuando los resultados no se dan.  A Florentino no le tiembla las manos para usar la guillotina y volar cabezas. Antes fue la de Lopetegui y ahora podría ser la Zidane.