Aldo Cadillo

Uno de los combates más recordados en la historia del boxeo sucedió un miércoles 30 de octubre de 1974. En el estadio 20 de mayo de Kinshasa, Zaire (hoy República Democrática del Congo), chocaron por tercera vez los boxeadores estadounidenses Muhammad Ali y George Foreman. Esta lucha, por el título mundial de los pesos pesados, no sólo enfrentaba probablemente a los dos mejores pesos pesados de la historia; sino, también, se vio envuelta en varias argucias millonarias, conflicto político y tensión militar: una verdadera fórmula que determinó que se catalogue como una de las mejores peleas de la historia del boxeo.

Quizá sin los mismos ingredientes de 1974, pero con la misma ambición de enfrentar a los dos mejores púgiles del momento, los fanáticos del boxeo desean una serie de combates que podrían catalogarse, sólo el tiempo lo dirá, como los mejores en la historia del ‘noble arte de los puños’. Confrontaciones que coloquen frente a frente a técnicos y habilidosos púgiles que van por la búsqueda de algún cinturón o la gloria de ser considerado “el mejor”.

Menos tradicionales que en años anteriores, los boxeadores sueñan con consagrarse con los cuatro grandes cinturones de una misma división; pero, sobretodo, con ganar en varios pesos y ser reconocidos como el mejor libraxlibra, rótulo que se le entrega al púgil que es capaz de subir o reducir kilos en pro de luchar con los mejores de otras categorías: Manny Pacquiao y ‘Canelo’ Álvarez son algunos de la actualidad.

Campeón en ocho distintas divisiones, el púgil de Filipinas, que además es actor, cantante y político, buscará concretar grandes combates esté 2020; pero, sobre todo, el público le pide unas cuantas peleas puntuales. Los aficionados del boxeo le solicitan que pelea contra ‘Canelo’ Álvarez. Esta lucha sería en un peso adecuado para ‘PacMan’, quizá en wélter o superwélter (si el mexicano hace el esfuerzo de bajar de división) y otra lucha interesante sería contra el retirado Floyd Mayweather Jr., el combate que generaría una cantidad monstruosa de dinero, y que, también, despertaría el interés del público por una pelea atractiva.

Otros púgiles aparecen en la litera: Vasyl ‘Hi-Tech’ Lomachenko, Deontay ‘The Bronze Bomber’ Wilder, Terence ‘Bud’ Crawford, Anthony ‘AJ’ Joshua, Gervonta ‘Tank’ Davis, entre otros.

Pero si hablamos de lo mejor de lo mejor, esa lucha es sin duda entre el estadounidense Deontay Wilder ante el británico Anthony Joshua. La lucha por el título de los pesos pesados nunca había llamado tanto la atención por lo equilibrado de sus golpes, movimientos y nocauts. Desde tiempos en que Ali, Foreman y Frazier se enfrentaban, nada había sido tan parejo en los pesos pesados.

Dos de los más técnicos del presente son el estadounidense Terence Crawford y el ucraniano Vasyl Lomachenko. Una lucha entre ellos, aunque ambos tendrían que ceder un par de kilos y quizá combatir en ligero, sería un gran espectáculo para el 2020. Con mejores reflejos que los jugadores de videojuegos, estos púgiles están en la cima de los habilidosos y una confrontación sería muy bien recibida por el público pugilístico.

Y en otro ítem está el nombre de ‘Canelo’ Álvarez. Buscando, declaración mencionada en el 2018, “ser el mejor boxeador de toda la historia”, el mexicano ha conseguido importantes logros; pero, aún no está cerca de ganarse el rótulo. Dos factores aparecen en este apartado: no hay tan buenos como él y no ha combatido con los pocos que existen. Si bien se le reconoce a Saúl subir categorías y ganar títulos importantes, debe pelear contra Callum Smith, uno de los mejores supermedianos. La apuesta es arriesgada; pero, si ‘Canelo’ quiere ser considerado el mejor tiene que pelear contra él.

Otra lucha podría ser una revancha contra el púgil Floyd Mayweather Jr. Una lucha contra el único púgil que le ha ganado significaría un espectáculo increíble en el regreso del estadounidense a los cuadriláteros. También podría terminar con el invicto de Floyd; pero, es demasiado difícil que ‘Money’ arriesgue su marca dorada. Si se coloca una interesante suma de dinero, podría darse.

Sin objeción alguna, la pelea que pide el aficionado del boxeo para este 2020 es el tercer capítulo de la trilogía entre el mexicano Saúl ‘Canelo’ Álvarez y el kazajo Gennady ‘GGG’ Golovkin. Una lucha en el peso mediano -luego de un empate y una victoria del azteca- podría terminar con el debate de que ‘Canelo’ no fue lo suficientemente bueno para noquear a Golovkin. Y empezar a pensar que sus luchas contra el europeo se considerarán algún día tan buenas como las trilogía entre Muhammad Ali y George Foreman en Zaire en 1974.

Te puede interesar...

De Rossi deja Boca

No te pierdas