Eduardo 'Patato' Márquez falleció este lunes. Melgar y toda Arequipa lamenta su pérdida. (Foto: Archivo GEC)
Eduardo 'Patato' Márquez falleció este lunes. Melgar y toda Arequipa lamenta su pérdida. (Foto: Archivo GEC)
Christian Cruz Valdivia

Periodista

christian.cruz@comercio.com.pe

‘Patato’ Márquez ha pintado de luto a la Ciudad Blanca. El ex futbolista falleció y Arequipa lo lamenta porque supo llevar a Melgar a lo más alto del fútbol profesional. Formó parte del plantel que ganó la Copa Perú en 1971 para ascender a Primera, división en la que ha continuado hasta hoy. La mañana de este lunes, Eduardo Márquez falleció a causa de una infección pulmonar.

CONTENIDO PARA SUSCRIPTORES: ¿Cuánto mejoró el promedio goleador de Paolo Guerrero luego llegar al Inter?

En Arequipa ‘Patato’ significa Melgar, significa fútbol y sobre todo goles. Llegó al club de muy joven, en 1962, y jugaba junto a sus hermanos Carlos, Óscar y Héctor. “Yo vivía a seis cuadras del estadio Melgar y me iba a verlos en todas las categorías. Me quedaba en el estadio como regolebolas”, le contó a Jorge Malpartida, periodista arequipeño, en el 2015.

El mismo Malpartida escribió el año pasado el libro “Patato, el goleador humilde que miraba al frente”, donde recoge muchas de las historias que hicieron grande a Eduardo Márquez. “Cuando lo conocí en 2015, en el año del centenario de Melgar, encontré a un ídolo amable que te abría las puertas de su hogar y su memoria sin problemas. Un abuelo querendón enamorado de su equipo y su ciudad. Él era consciente de sus logros como deportista, de su talento, sin embargo, nunca tuvo una actitud soberbia ni altanera, al contrario, era muy agradecido”, recuerda Jorge.

-HISTORIAS DE PATATO-

Durante su carrera, llamó la atención que ‘Patato’ jugaba con la camiseta número 8. “De chico me dieron la 8. Comenzaron los partidos, hacía goles y me quedé con la 8. Es para un volante pero yo jugaba de punta de lanza. Me la dieron y esa 8 me traía mucha suerte, así que “que se quede nomás”, hasta que me he retirado”, contó el mismo Eduardo en una entrevista de apenas hace un mes al periodista Hernán Valencia.

Llegó a Melgar a cambio de un juego de sillas y una mesa. “No sé si habrán sido muebles finos”, bromeaba al respecto Márquez sobre esa negociación. Así llegó al cuadro rojinegro para formar uno de los cuadros más recordados del pie del Misti, junto al capitán Armando Palacios.

Patato Márquez en el 2015. (Foto: Archivo GEC)
Patato Márquez en el 2015. (Foto: Archivo GEC)
CONTENIDO PARA SUSCRIPTORES: Luis Reyna vs. Maradona: solo once faltas en dos partidos para controlar al ‘D10s’ del fútbol

Así, Melgar llegó al Descentralizado de Primera División en 1966 como invitado, pero al quedar en el octavo puesto, tuvieron que volver a su liga -aunque se lució con un gol de sombrerito al portero de Alianza Rodolfo Bazán-. Así llegó la Copa Perú de 1971 que ganaron y lograron el ascenso. A partir de ahí, se quedaron en la máxima categoría hasta el día de hoy.

El apodo de Patato resuena en todo Arequipa y el origen es muy curioso y se remonta a las primeras pichangas en el barrio y en su equipo, el Atlanta de María Isabel. De condición humilde, no tenía chimpunes para jugar. Él mismo recuerda cómo surgió el apodo.

Un muchacho Luis Isla, limeño, tenía sus chimpunes y le decían. “Préstale y despues entras por él”. En el barrio había un mudito, que también jugaba. Cuando me vio con los chimpunes, me decía “patato, patato, para decirme que ya tengo zapatos para jugar. Los muchachos se agarraron de eso y quedó ‘Patato’”, comentó en la mencionada entrevista a Hernán Valencia que se pude ver en Youtube.

CONTENIDO PARA SUSCRIPTORES: Elba de Padua Lima ‘Tim’: los episodios extrafutbolísticos que “lo sacaron” de dos Mundiales

-PATATO GOLEADOR-

Eduardo Márquez dejó su huella en arcos internacionales antes de estar en Primera. En 1964 llegó al Perú el Dinamo de Moscú para jugar una serie de amistosos. Tras enfrentar a Alianza y Cristal, su destino fue Arequipa, donde se enfrentó a un combinado characato con jugadores de Melgar, Aurora, Independiente, León del Sur e Isabelino, como recuerda el portal “Dechalaca.com”.

Fue victoria de los rusos por 3-1, pero ese uno engrandeció el nombre de Patato, ya que superó a la ruda defensa del cuadro moscovita. En el arco ya no estaba Lev Yashin, que había sido cambiado en el entretiempo. Patato logró el tanto arequipeño superando a Viktor Bannikov.

Dos años después ‘Patato’ volvió a las pantallas internacionales. El 23 de enero de 1966, Melgar se midió ante River Plate y lo superó por 4-1 y fue Eduardo Márquez quien venció al portero Amadeo Carrizo, legendario portero del cuadro millonario.

Dos semanas después, el arco que superó Patato fue el del Santos de Pelé. Mistianos y brasileños se enfrentaron en la Ciudad Blanca y el encuentro terminó 1-1. Fue Márquez quien adelantó para los locales en el minuto 35, luego de un pase en profundidad de su hermano Óscar. Ganó ‘Patato’ en la carrera a los defensores y venció al arquero. Toninho logró la paridad.

‘Patato’ logró el ascenso en 1971 y se retiró en 1974, dejando a su Melgar en Primera. Siempre atento con la gente y la prensa y siempre pendiente de lo que pasaba con Melgar. “Él pedía que la gente no se olvide de él, su gran temor era que los hinchas ya no lo reconocieran. Por eso siempre sonreía cuando alguien le pasaba la voz en la calle y le pedía tomarse una foto. Gracias a su legado deportivo y su extraordinario don como persona, será muy difícil que caiga en el olvido”, sentencia Jorge Malpartida. Y así será.

MÁS EN DT

VIDEO RECOMENDADO

Napoli puede perder a Lorenzo Insigne para el partido contra Barcelona. (Video: ESPN)