Paolo Guerrero, ídolo de Corinthians que esperamos ver con Perú
Paolo Guerrero, ídolo de Corinthians que esperamos ver con Perú
Redacción EC

En , pero su condición con la selección peruana tiene opiniones divididas. Y es que el que brilla en el Brasileirao es muy distinto al que vemos con la bicolor. Nosotros también queremos ver al crack que define partidos con el

Luego de tres partidos de suspensión, el 'Depredador' reapareció con gol y triunfo ante Santos. Por ello el comentarista de Sport TV, André Rizek, calificó al peruano como en la actualidad. A este merecido elogio se suman los de sus compañeros de equipo.

Es más, el periodista señaló que "Corinthians depende de Guerrero, que siempre estuvo bien en el club, y que ahora vive su mejor momento. Él es el mejor atacante del fútbol brasileño, de lejos", precisó.

Es indudable que los éxitos de Paolo Guerrero con su club también alegran a los peruanos, tal como ocurrió en el recordado título del Mundial de Clubes en diciembre 2012; pero también se percibe una sensación de molestia en nuestro entorno porque ese gran rendimiento con el 'Timao' ya no se le ha vuelto a ver con la blanquirroja.


El último gran Paolo que recordamos con Perú es el de la Copa América Argentina 2011: goleador, influyente, comprometido con el juego del equipo… y de eso ya pasaron tres años. Su discreta Eliminatoria —en la que jugó 12 partidos y solo anotó 3 goles— no representa lo mejor de él. 

Es cierto que una selección no puede depender de un solo jugador, pero también es cierto que las estrellas de los clubes deben trasladar su luz al equipo nacional, y eso no viene ocurriendo con Paolo. En la era Bengoechea, el ‘Depredador’ fue titular en tres partidos: ante Iraq, Qatar y Chile. Le anotó al combinado qatarí, gol con el que superó a Claudio Pizarro, pero en el último ‘flashback’ aparece su penal fallado ante la 'Roja'.

Por acuerdos entre la FPF y Corinthians, Paolo no jugó ante Guatemala en Lima y parece que tampoco lo hará ante Paraguay el 18 de noviembre. Solo estará presente en Asunción. Es cierto, su equipo lo necesita en las últimas cinco finales para clasificar a la Copa Libertadores 2015. Ojalá lo consiga. Y ojalá que traslade de una vez este buen cierre de año a nuestros colores.