Redacción DT

Si en el fútbol internacional el máximo galardón para un jugador es el Balón de Oro, en el Perú el trofeo ansiado para nuestros atletas son los laureles deportivos. Ayer, once de ellos recibieron el justo reconocimiento por representar exitosamente al país en torneos internacionales.

El Instituto Peruano del Deporte (IPD) realizó una ceremonia en el Estadio Nacional, donde Ian Escuza recibió la máxima condecoración en el grado de Gran Cruz por su título en la IFMA World Muay Thai Championship 2017.

Los otros diez deportistas que fueron premiados con el grado de Gran Oficial fueron Ramón Rodríguez (billar), Miguel Rodríguez, César Bauer (bodyboard), Cristóbal de Col, Sofía Mulanovich, Gabriel Villarán (surf), Rocío Larrañaga, Tamil Martino (paddle), Benoit Clemente (longboard) y Jean Paul de Trazegnies (vela).

“Para mí es grato poder reconocer el trabajo deportivo de la alta competencia de nuestros deportistas que han destacado. El IPD está pendiente de otorgar los reconocimientos o laureles en los momentos debidos, siempre a través del Consejo Superior de Justicia Deportiva”, explicó el presidente del IPD, Óscar Fernández.

Además, se realizó la recolocación de los Laureles Deportivos a Félix Isisola en el grado de Gran Oficial por haber obtenido el título sudamericano de lucha amateur en 1985 y 1992 en Chile, 1993 en Argentina, 1995 en Ecuador, 1997 en Uruguay y 1999 en Bolivia.