La ropa de protección que está confeccionando Fanatics. (Foto: Fanatics)
La ropa de protección que está confeccionando Fanatics. (Foto: Fanatics)
Redacción Depor

En marzo del año pasado, Bryce Harper fichó por los Philadelphia Phillies de la MLB y su llegada hizo que Fanatics, empresa que fabrica las camisetas del equipo, tuviera que duplicar la producción, puesto que en Filadelfia se agotaron en solo 48 horas. Superó, así, el récord de ‘jerseys’ vendidos que tenía Aaron Judge con el 99 de los Yankees. Este año, la empresa no podrá repetir estas ventas, pero sí contribuirá en la lucha contra el coronavirus. ¿Cómo? Aquí te la contamos.

La MLB debía comenzar el jueves de la semana pasada y Fanatics tenía que empezar a confeccionar las camisetas no solo de los Phillies, también de los Yankees, de los Red Sox y de otros equipos de la Major League Baseball. Sin embargo, la pandemia del Covid-19 ha detenido todo. ¿Y qué pasara con la tela que se usa para elaborar las camisetas? ¿Se quedará en espera hasta que reinicie la liga? La respuesta es no. Y es que la empresa ha decidido utilizarla para confeccionar ropa de protección como batas y mascarillas, destinadas al personal sanitario que combate al coronavirus en Estados Unidos.

“Estamos menos preocupados por la fabricación de camisetas y más preocupados por salvar vidas. Nosotros solo podemos ayudar así”, declaró Michael Rubin, presidente y fundador de Fanatics. El magnate se reunió con las autoridades locales del estado de Pennsylvania y allí le dijeron lo que requerían los hospitales.

Las mascarillas que está confeccionando Fanatics. (Foto: Fanatics)
Las mascarillas que está confeccionando Fanatics. (Foto: Fanatics)

Rubin, entonces, pidió al comisionado de la MLB, Rob Manfred, parar la producción de camisetas para empezar a producir batas, mascarillas y otros productos que ayuden al personal sanitario de los Estados Unidos.

Según el empresario, su compañía elabora 15 mil mascarillas al día en su planta de Easton. Esta producción le costará cerca de 3,3 millones de dólares y su objetivo es llegar al millón de mascarillas, lo que más se necesita por estos días.

Rubin también le pidió a Converse y a Nike sumarse a esta iniciativa. Todo sea por para derrotar al nuevo coronavirus que ya ha matado a más de 35 mil personas alrededor del mundo.