Facundo Campazzo está promediando 5.4 puntos, 2.2 asistencias y 1.1 rebotes en la temporada regular de la NBA
Facundo Campazzo está promediando 5.4 puntos, 2.2 asistencias y 1.1 rebotes en la temporada regular de la NBA
Leonardo Torres Cueva

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más

es uno de los pocos jugadores argentinos que conquistó la gloria en la y se erigió como una leyenda con la selección en los Juegos Olímpicos Atenas 2004. Tras el final de su carrera, su rol de comentarista en ely una de las caras del Jr. le permiten analizar con mucho detalle lo que sucede en la mejor liga del mundo. En diálogo con El Comercio, el ex San Antonio Spurs habló sobre su relación con Gregg Popovich, la evolución de , la llegada de Leandro Bolmaro a la y una anécdota con .

MIRA: LeBron James le respondió a El Comercio tras el All Star Game: “Sería un honor guiar a mi hijo a la NBA”

- Fabricio, en la NBA y en toda tu carrera te topaste con muchos entrenadores. En San Antonio fuiste dirigido por Gregg Popovich, ¿cómo aprovechar el máximo potencial de un entrenador?

El máximo potencial uno lo obtiene escuchando y también cumpliendo con lo que le piden. A veces, uno quiere hacer su juego y tienes que adaptarte al equipo, tienes que darle mucho a tu club. No puedes sacarle antes que darle, no puedes. A veces uno quiere ganar, pero se niega a poner 50 cortinas por partido. Esas son las reglas de oro, es lo que te mantiene en cancha. Yo sabía que si ‘Pop’ se daba cuenta que yo defendía, iba siempre al rebote y regulaba mis tiros, iba a permanecer en el campo. Uno tiene que escuchar y ver eso, dejar el ego de lado, porque nadie sabe más que el entrenador y más allá de eso, tienes que entender su rol, porque es el que tiene más presión. Con ‘Pop’ es el caso extremo porque tiene la cultura San Antonio Spurs, con todo lo que viene detrás. Me ha pasado en otros equipos, que los jugadores ponen el “PERO” adelante, siempre una excusa y eso dificulta todo.

Fabricio Oberto fue campeón de la NBA con San Antonio Spurs
Fabricio Oberto fue campeón de la NBA con San Antonio Spurs

- Sobre Facundo Campazzo, conversamos antes del inicio de la temporada y me dijiste: “Facu tiene la madurez para aceptar su rol en la NBA”. Ahora, con varios partidos jugados, ¿qué evaluación le das a la temporada de Campazzo en la NBA?

Es muy positivo lo que ha hecho hasta ahora, por la cantidad de minutos, porque ha aprovechado las bajas que tuvo en su equipo y siempre estuvo listo. Si hubieran pasado 10 partidos y se hubiese enojado por los pocos minutos, no estaría enfocado. Él sigue entrenando con las mismas ganas y eso es bueno. La NBA no es un sprint de 100 metros, es una carrera de largo aliento: tienes que jugar 72 partidos para llegar bien a PlayOffs. Se está adaptando a una liga nueva, a las reglas de la NBA, pero veo que está bien.

- Argentina tuvo grandes armadores: Pablo Prigioni, Alejandro Montecchia, Marcelo Milanesio, Miguel Cortijo; se puede decir que Facundo tuvo una enciclopedia de armadores, ¿crees que Facundo Campazzo es el resumen de todos?

Sí, claro, tiene un poco de todos. No me gustan las comparaciones, pero uno aprende. En mi caso, yo aprendí mucho de mis compañeros y de lo que veía, pero luego le puse mi impronta. Veía mucho baloncesto, sin dudas que Michael Jordan hacía mejor el fade away, no me salía como él, o ver como Pippen defendía y metía la mano en el momento justo; Campazzo es de Cordoba, ha visto a Marcelo, Campana, Cortijo y ha aprendido. Tenemos la suerte de tener tantos buenos jugadores. Te olvidaste de mencionar a ‘Pepe’ Sánchez, Facu los ha enfrentado y ha aprendido de todos. También ha compartido mucho con líderes como ‘Manu’, Carlos Delfino y en el último tiempo con Luis Scola. Él es un jugador que siempre está absorbiendo información.

- Argentina en algún momento tuvo más de un jugador en la NBA. Ahora está Campazzo y pronto llegará Leandro Bolmaro, ¿qué opinas sobre su evolución y el desarrollo de su juego en la liga ACB?

Lea (Bolmaro) tiene que tener mucha paciencia, debe seguir trabajando, es muy joven. Tiene que escuchar a las personas justas, felizmente cuenta con grandes profesionales al lado. No debe tener la mentalidad de “ya llegué a la NBA”, porque falta mucho camino. Incluso con Facu, no es “ya está, ya llegué”, hay mucho por aprender y recorrer. Los jugadores de la selección argentina son muy observados por la NBA porque juegan muy bien al baloncesto, entienden los roles. Creo que tendremos más argentinos en la NBA, pero hay que ser pacientes. Los fanáticos latinoamericanos no entienden de paciencia, quieren que pase todo en el momento: si juega Facu, quieren que meta 30 puntos y tenga el último tiro, pero no es la forma en la que se practica el deporte.

- ¿Qué esperas de Argentina en los Juegos Olímpicos de Tokio?

Argentina no va a Tokio a ser una sorpresa, ellos van a pelear por una medalla. Eso es así, no veo otra opción, no veo que vayan a especular sobre luchar por una presea en los Juegos Olímpicos.

Fabricio Oberto marcando a LeBron James en la NBA | Foto: AP
Fabricio Oberto marcando a LeBron James en la NBA | Foto: AP

- Cubrí el All Star Game y pude conversar con LeBron James, uno de los mejores de esta época, ¿en qué sitio de la historia lo pones?

Ufff, que difícil. Como te comenté, no me gusta hacer comparaciones, en lugar de buscar ello, hay que disfrutar. Yo disfruté mucho de ver a Jordan, lo que impactó ese equipo de los Bulls, de ver a Larry Bird cuando era muy chico, de enfrentar a Kobe Bryant y también a LeBron. Son iconos de la historia de la NBA. Cuando ves todo lo que trae, genera mucha presión también. Salió un documental, en el que se ve como le gritan a Bronny que lleve a su papá (LeBron) para que puedan ganar. Jordan lo dice en su ingreso al Salón de la Fama: “Hijos, no quisiera ser ustedes”, por la presión, porque todos van esperar que sean mejores que sus padres. Para mí es impresionante verlo con 36 años y que siga dominando, incluso dándole el liderazgo a AD. Lo respetan mucho, mira la relación que tiene con Curry, con quien jugaron batallas a muerte, es increíble.

- Me hablaste de Kobe Bryant, cuéntame alguna anécdota. Nosotros, los que lo vimos de afuera, disfrutamos mucho, pero, ¿cómo era él en la cancha?

Jugando contra los Lakers, le digo algo a ‘Manu’ debajo del aro y Kobe aparece y nos dice: “Cuidado que yo los estoy entendiendo”. Con Manu nos miramos y estaba Kobe parado atrás nuestro. Él era muy inteligente, hablaba muchos idiomas, por eso nos entendía en español. Siempre le tuvimos mucho respeto. Fue una pérdida enorme, lo lamenté muchísimo.

ENTREVISTA COMPLETA CON FABRICIO OBERTO

MÁS EN DT...

No te pierdas