El deportista peruano se fue a estudiar a Estados Unidos y ahí fue elegido como el mejor velerista a nivel universitario en el 2018. A fines del mes de enero conquistó el Campeonato Nacional de dicho país.
El deportista peruano se fue a estudiar a Estados Unidos y ahí fue elegido como el mejor velerista a nivel universitario en el 2018. A fines del mes de enero conquistó el Campeonato Nacional de dicho país.
Redacción DT

Por: Marco Quilca León

celebró hace poco sus 24 años, pero se expresa con una madurez propia de un deportista veterano. Si uno lo escucha hablar, no creería que tuviera esa edad. Esa idea se refuerza aun más cuando sabemos que sus logros han sido en un deporte poco valorado como la vela: siete sudamericanos, dos bolivarianos y dos veces fue el primer peruano en otorgarle al país un cupo a los Juegos Olímpicos. El primero fue para Río 2016 y ahora para Tokio 2020.

“La vela es una tradición familiar. Empezó con mi tatarabuelo, luego mi abuelo y ahora yo. A los 7 años me probé en una escuela de vela. Esa primera experiencia fue especial e hizo que nunca más me aleje de un bote”, recuerda.

Pero como todo en la vida, el éxito no llega sin sacrificio. Y Stefano es una muestra clara de ello. A él no le gustaron nunca las cosas fáciles –se declara un competidor nato– y eso lo hace saber cada vez que sale con su embarcación a desafiar al viento y el mar.

“Soy demasiado competitivo y eso me ha jugado una mala pasada. Incluso, he pensado en retirarme dos veces por no conseguir resultados. La que más me duele fue la de los Juegos Olímpicos en Río. Estaba muy ilusionado, pero por temas de estudios no pude prepararme bien y quedé lejos de lo esperado. Quise dejar todo, pero tuve el apoyo de mi familia para seguir”, comenta.

El orgullo de la familia Peschiera no demora mucho en la entrevista para recordar sus inicios y lo duro que fue para él tener que madurar desde muy temprana edad.

“A los 9 años fui a Argentina para participar en un torneo internacional. Viajé con mi amigo y su mamá, pero yo me sentía solo por estar lejos de mi familia. Esa experiencia hizo que me acostumbre a la rutina, me vuelva independiente y sea fuerte de la cabeza”, dice.

Ahora, con los Juegos Panamericanos Lima 2019 encima y los Juegos Olímpicos Tokio 2020 a la vuelta de la esquina, Stefano se mentaliza para dar lo mejor de sí.

“Quiero y tengo la confianza para decir que puedo obtener la medalla de oro en los Panamericanos y, de ser elegido para los Juegos Olímpicos, quedar dentro del top 5. Me siento preparado y en una de las mejores etapas de mi vida. Tengo 11 torneos antes de Lima 2019 y me seguiré preparando de la mejor manera para lograr la gloria en mi país. Además, me estoy cuidando mucho en el tema alimenticio. Gracias a Dios encontré profesionales especializados en Redondos Alimentos y ellos me ayudan bastante”, dijo.

Este es un inicio de año prometedor y Peschiera se toma un tiempo, cierra los ojos y visualiza un poco. Juega a ser futurólogo, aunque no se desprende de la realidad.

“No puedo decir que seré campeón mundial o prometer algo así, porque el nivel siempre es parejo. Pero, eso sí, mi objetivo será quedar dentro de los cinco primeros”, finaliza.

A Stefano las medallas le llegarán porque su talento lo merece.

Infografía sobre la categoría láser de vela. (Info: Pedro Vega)
Infografía sobre la categoría láser de vela. (Info: Pedro Vega)