El dirigente chileno considera que Lima 2019 está caminando dentro de los plazos establecidos. Poner la primera piedra de la Villa Panamericana era la prioridad para empezar a correr.
 (Foto: AFP)
El dirigente chileno considera que Lima 2019 está caminando dentro de los plazos establecidos. Poner la primera piedra de la Villa Panamericana era la prioridad para empezar a correr. (Foto: AFP)
Christian Cruz Valdivia

La semana pasada Lima fue sede de la Sesión Extraordinaria del Comité Olímpico Internacional. Diversas autoridades deportivas llegaron a nuestro país para dicho evento, entre ellas Neven Ilic, actual presidente de la Organización Deportiva Panamericana (). El dirigente chileno aprovechó su estancia para verificar los avances de la organización de . Acepta que el tiempo es apretado y le preocupa la situación del Comité Olímpico Peruano.

— Su primera acción como presidente de la Odepa fue venir a Lima. ¿Qué encontró?

Una de mis primeras acciones fue visitar al presidente Pedro Pablo Kuczynski en mayo, y me dejó la mejor de las impresiones. Su compromiso con los Juegos Panamericanos desde ese día lo hemos sentido todos en la Odepa. Reconocemos que se está haciendo un trabajo bien profesional, bien hecho. Se está corriendo contra el tiempo, pero todo lo programado se ha ido cumpliendo.

— Sin embargo, con compromisos no se hacen unos Juegos...

Pero los compromisos se han transformado en acciones. Se fijaron fechas de contrato, de inicios de obra y se están concretando. Estamos iniciando la Villa Panamericana, se va a empezar la construcción del centro acuático, el de gimnasia. Cuando los compromisos pasan a acciones quiere decir que vamos por buen camino. El hecho de empezar la construcción de la villa, que es el alma de los Juegos, es algo que apreciamos. Están haciendo un buen proyecto.

— ¿Temió que el Perú cancelara los Juegos por los desastres naturales de principios de año?

Nuestros países están acostumbrados a los desastres naturales, pero los compromisos hay que cumplirlos y eso es lo que celebramos en el caso del Perú.

— ¿Qué ha encontrado ahora en esta última visita?

Que estamos en línea. Tuvimos reuniones con Copal y uno de los hitos para esta visita era poner esa primera piedra de la villa y tener el contrato de construcción firmado, lo que pudimos certificar.

— ¿Y las demás obras? ¿Llegarán a tiempo?

Yo me dedico a la construcción. En los poco menos de dos años que nos quedan, las remodelaciones no me asustan. Se pueden hacer. Lo que sí era preocupante desde el punto de vista de construcción son las grandes obras como la villa. Eso requiere su tiempo. Una vez que empiezas puedes trabajar 24 horas, doble o triple turno. Es importante partir y ustedes están partiendo.

— ¿Entonces cree que no habrá problemas para hacer unos buenos Juegos?

Da para unos buenos Juegos, pero mejor es que se van a quedar para el resto de la vida con una infraestructura deportiva muy digna para el alto rendimiento y formación de deportistas. Una cosa es la fiesta de los Juegos, pero lo más positivo es con lo que se van a quedar los deportistas.

— Mucha gente cree que los Juegos no son rentables para un país como el nuestro.

Es rentable, pero depende cómo se mire la rentabilidad. No todo se mide en plata, aunque en general los Juegos dejan superávit en términos de gastos respecto de la inversión, sin considerar la infraestructura que es parte de una inversión país.

— Debe estar enterado de los problemas económicos por los que atraviesa el Comité Olímpico Peruano. ¿Le preocupa ese tema?

Es uno de los temas que más nos preocupa. El COP, que debe ser un apoyo para todos en el desarrollo en los Juegos, está con problemas muy graves. Hemos tenido reuniones con el IPD y con el COP para ver qué vías de solución encontramos. Desde el punto de vista económico, es una institución que es inviable con deudas importantes [serían cerca de S/12 millones].

— ¿El COP también tiene deudas con la Odepa?

Con nosotros a través de un acuerdo ya no tiene deudas. Cambiamos las deudas por este trabajo conjunto en el desarrollo de la venta de márketing.

— ¿Cómo puede ayudar la Odepa al COP?

Estamos buscando fórmulas que no encontramos muy fáciles. Pedro del Rosario [presidente del COP] heredó una mochila muy grande, no es fácil sacarla adelante porque la Odepa no tiene salvavidas tan grande. No existe un salvavidas de esa dimensión.

— ¿Qué sigue a continuación para Lima 2019?

El 9 de octubre viene la comisión técnica, que tiene que ver cómo se desarrolla cada uno de los deportes. Luego viene la comisión de seguimiento a verificar el avance de cada una de las áreas como transporte, medicina, logística. En noviembre se deben otorgar las obras de la Videna y el Callao.