Mauricio Fiol afirma estar apto para la alta competencia. | Foto: Juan José Sandoval
Mauricio Fiol afirma estar apto para la alta competencia. | Foto: Juan José Sandoval
Leonardo Torres Cueva

Después de una etapa de entrenamiento en Cuenca (Ecuador), un peruano ha regresado a Lima con el deseo de volver a hallar su norte: . El nadador cumple los 4 años de sanción que le impusieron por dopaje el próximo 11 de julio y espera dar vuelta a la página de esta pesadilla con su presencia soñada en Lima 2019.

— ¿Cómo ha sido tu vida después de la sanción?

Vengo preparándome para volver a la alta competencia. Mi sanción termina el 11 de julio y estuve nadando en Cuenca, por un tema de capacidad aeróbica y para adecuarme a diferentes climas.

— ¿Cuál será tu primera competencia oficial cuando termine la sanción?

Estamos haciendo las gestiones para participar en Lima 2019. Estoy capacitado para luchar por una medalla, mi único obstáculo es no poder clasificar. De no darse, tendré que buscar competencias paralelas para lograr la marca olímpica para Tokio 2020.

— ¿De qué depende tu participación en Lima 2019?

Por ser sede del torneo, no existe marca mínima para los peruanos. Habrá un clasificatorio; sin embargo, para esa fecha seguiré suspendido. Estamos en conversaciones con la federación para que me hagan pruebas cuando esté habilitado.

Mauricio Fiol estuvo entrenando en Cuenca, Ecuador, para mejorar su resistencia. | Foto: Juan José Sandoval
Mauricio Fiol estuvo entrenando en Cuenca, Ecuador, para mejorar su resistencia. | Foto: Juan José Sandoval

— ¿Cómo es tu relación con la federación de natación?

Si bien en su momento no sentí el apoyo necesario por parte de ellos y de otras autoridades, eso ha quedado atrás. Confío en esta organización y en sus miembros. Saben que soy inocente.

— Tu caso, junto con el de Gladys Tejeda e Inés Melchor, encendió las alarmas del deporte nacional.

Causó un precedente. Antes existía una comisión antidopaje muy endeble. Eso me jugó en contra, no estaba preparada para afrontar una situación de tal magnitud. No sabían los protocolos y los procedimientos para demostrar mi inocencia. Sin embargo, eso quedó de lado, quiero mi revancha. La única forma de demostrarles a todos que soy capaz de grandes cosas es en el agua.

— ¿Pensaste en dejar la natación?

Jamás. Siempre tuve en mente mi regreso al agua de manera competitiva. Para mí, ya se inició la cuenta regresiva. Hoy soy mejor que antes y no pararé hasta la medalla olímpica. Todavía hay Mauricio Fiol para rato.

— Si Lima 2019 no es posible para ti...

Representaría un golpe pero estoy preparado para afrontarlo y salir adelante. La meta es clara: Tokio 2020.

— Al ser suspendido perdiste mucho apoyo. ¿Cómo has solventado tus gastos de preparación?

Quiero agradecerle a Philips y AOC, que me ayudaron durante mi ausencia de las competencias. También a Reinaldo de Souza, mi entrenador, que siempre ha creído en mí. Ha sido un camino difícil, pero con esfuerzo y dedicación me mantengo vigente.