Suena como un disparate, pero fue la primera declaración de Conor McGregor tras perder en Las Vegas ante el pugil Floyd Mayweather. Además sostuvo que el evento fue divertido. (Foto: AFP)
Suena como un disparate, pero fue la primera declaración de Conor McGregor tras perder en Las Vegas ante el pugil Floyd Mayweather. Además sostuvo que el evento fue divertido. (Foto: AFP)
Agencia EFE

Agencia de noticias

El peleador irlandés de artes marciales mixtas , que perdió ante el púgil estadounidense por nocáut técnico en el décimo asalto del combate en el que debutó como boxeador, consideró que la pelea "fue divertida" pero que el árbitro "se precipitó" al pararla.


"Fue una pelea divertida y espero que todos ustedes la hayan disfrutado", declaró Conor McGregor, que reivindicó que podía haber continuado en el combate y lamentó que el árbitro le cortase el ritmo cuando mejor estaba.

"Me tenía que haber dejado seguir con el golpeo por detrás, porque él (Floyd Mayweather) se daba la vuelta de forma intencionada", opinó el irlandés.


Conor Mcgregor reconoció, con todo, que el campeón invicto estadounidense, que dejó su marca en 50-0, la mejor de todos los tiempos al superar la de Rocky Marciano, siempre tomó buenas decisiones sobre el cuadrilátero.


"Demostró que es un peleador muy centrado, rápido, que no comete errores y que selecciona bien tanto sus movimientos como los golpes", destacó Conor McGregor. "Pero creo que cuando el árbitro decidió parar la pelea estábamos en la lucha. De hecho, considero que tenía 5-4 arriba con los nueves asaltos anteriores".


Sin embargo, las cartulinas de los tres jueces mostraron todo lo contrario. Solo uno le dio a Conor McGregor ganador de tres asaltos; los otros dos le dieron la victoria en uno y en el noveno le pusieron 10-8 a favor de Floyd Mayweather.


"Pienso que era un combate igualado y que el árbitro se precipitó a la hora de pararlo, dado que simplemente estaba un poco fatigado", expresó Conor McGregor en rueda de prensa.


Pero las imágenes de la pelea muestran cómo recibe hasta doce golpes seguidos al rostro sin responder a ninguno.


"Tengo que darle crédito porque sus golpes fueron muy precisos", admitió sobre su rival.


Conor McGregor reiteró que se sentía satisfecho con el intercambio de golpes y por haber forzado a Floyd Mayweather a comportarse como un púgil mexicano que siempre ataca para conseguir la victoria.


"Lo convertí en un mexicano esta noche, peleó como mexicano", dijo Conor McGregor al finalizar la pelea, reconociendo la agresividad del púgil estadounidense, que cumplió con la promesa de terminar por la vía corta y no dejar a los jueces la oportunidad de decidir la pelea.

Fuente: EFE