Redacción EC

reveló en un conocido programa de radio de Estados Unidos llamado ‘Opie and Anthony’ como se ingeniaba para mantener maratones de sexo cuando estuvo en la cárcel entre el año 1992 y 1995 por la violación a una joven de 18 años.

“Tenía tantas relaciones sexuales que estaba demasiado cansado incluso para ir al gimnasio del lugar. Me quedaba todo el día en mi celda”, declaró el controvertido acompañado de risas en el programa radial.

Cabe mencionar que se valió de las constantes visitas de sus amigas y la amistad forjada con una consejera, a la que le terminó regalando 10 mil dólares para construir el techo de su casa, para cumplir con sus fantasías.