Shaquille O'Neal y Kobe Bryant ganaron por primera vez un título d e la NBA en la temporada 1999-2000 | Foto: AFP
Shaquille O'Neal y Kobe Bryant ganaron por primera vez un título d e la NBA en la temporada 1999-2000 | Foto: AFP
Leonardo Torres Cueva

llegó a para la temporada 1995-96 tras haber impactado a la NBA en sus tres temporadas con el Orlando Magic. Sin embargo, era considerado solo eso: un buen jugador. Imponente en la pintura, dueño de varios highlights con volcadas extraordinarias, pero sin un ‘ADN ganador’. Pese a contar con un buen equipo, fue barrido (0-4) en las Finales de la temporada 1994-95 frente a Hakeem Olajuwon y sus experimentados Rockets. ‘Superman’ estaba en deuda con la liga y se juntó con otro joven muy talentoso que tenía el mismo problema: Ambos sin títulos ganados para ese entonces.

MIRA: ¡Vuelve la NBA! Junta de Gobernadores aprobó el formato de 22 equipos para reiniciar temporada en Orlando

Tras varias temporadas experimentales, los Lakes decidieron contratar a Phil Jackson, entrenador jefe de la dinastía de los gloriosos Bulls de Michael Jordan. El ‘Maestro Zen’ arribó para la temporada 1999-2000 y de inmediato aplicó la ofensiva triangular como esquema principal. A diferencia del equipo de ‘Air’, el cuadro amarillo y púrpura si entendió el esquema a la perfección y lo aplicaron desde el primer día.

Con Kobe Bryant como alero polifuncional y anotador y un Shaquille O’Neal dominante en la pintura, los Lakers estaban listos para afrontar los venerados PlayOffs. El equipo angelino venció 3-2 a los Kings de Sacramento y superó en las semifinales de la Conferencia Oeste por 4-1 a los Phoenix Suns. En las finales de Conferencia, los dirigidos por Jackson tuvieron que enfrentar a unos aguerridos Portland Trail Blazers.

La serie llegó al decisivo partido número siente. Este partido se llevó a cabo el 04 de junio del 2000 en el Staples Center, en Los Ángeles. Con un pabellón repleto, Kobe y Shaq debían demostrarle al mundo entero que estaban listos para convivir con la adversidad e igual salir triunfantes. Con un equipo que tenía a figuras como Dereck Fisher, Ron Harper (ex Bulls de Jordan), Robert Horry, Glen Rice, Rick Fox, entre otros; el cuadro local era favorito.

No obstante, al frente estaba un cuadro comandado por un veterano Scottie Pippen y un joven Rasheed Wallace, que contaba con Damon Stoudamire y Jermaine O’Neal, entre otros.

El partido comenzó bastante mal para los angelinos, en gran parte por la mala actuación de Shaquille O’Neal. El pivot fue contenido por la férrea marca de los Blazers, recién pudo obtener su primer gol de campo cuando el reloj marcaba seis minutos del segundo cuarto. Los Lakers se sostenían como podían y al término de la primera mitad caían por 42-39, una diferencia salvable.

Rasheed Wallace y Steve Smith fueron factores fundamentales para que los Blazers salgan al tercer cuarto y dominen el parcial por 29-19, dejando en el marcado un parcial de 71-58 a favor de los visitantes. Y eso no fue lo peor: su dúo estelar se combinó para anotar cuatro puntos en todo el tercer cuarto (Kobe con 4, Shaq sin unidades).

Shaquille O'Neal y Kobe Bryant formaron un duo imponente en la NBA | Foto: AFP
Shaquille O'Neal y Kobe Bryant formaron un duo imponente en la NBA | Foto: AFP

Se respiraba ansiedad en el Staples Center. Un tiro con tablero de ‘Shaq’ le devolvió la fe en su juego interior y trató de convertirse en factor para tentar la remontada histórica ante una afición enmudecida. Con 9:53 por jugar, los visitantes ganaban 75-62. Entre Bryant y O’Neal, con la ayuda de Fox y Brian Shaw, llegaron a igualar el marcador 75-75, ante un banquillo rival sin respuesta alguna.

Los tiros empezaron a entrar para ambos líderes y el partido se abrió para los Lakers. Con 48.6 segundos por jugar, el cuadro local ganaba 83-70 y ocurrió la jugada que cambió el curso y encaminó las carreras de ambos jugadores: Kobe Bryant se sacó de encima a Scottie Pippen con un drible y habilitó a Shaquille O’Neal en el ‘alley-oop’ más famoso de toda la historia de la NBA. Esta jugada quedó marcada en la retina de todos y demostró que la química entre ambos podría cimentar una dinastía ganadora. Asimismo, este segmento fue inmortalizado en muchos comerciales de la propia NBA.

El partido fue ganado por los Lakers por 89-94, gracias al doble-doble de ‘The Mamba’ (25 pts, 11 rb) y los 18 puntos de ‘Superman’. En la Finales de la NBA enfrentaron a los Pacers de Reggie Miller, a quienes superaron por 4-2 para ganar el primer título de este dúo. En las siguientes dos temporadas también consiguieron ganar el anillo de la NBA, quedando en la historia como una época gloriosa para los Lakers, pero esa es otra historia.

MÁS EN DT...

NO DEJES DE VER

Ricardo Gareca sale del país en vuelo humanitario

VIDEO RECOMENDADO



No te pierdas