Redacción EC

¿Por qué alcanzó niveles de leyenda en la en tan poco tiempo? Todo ocurrió en 1988, en el cuadrilátero del Summerslam de ese año, The Honky Tonk Man, un luchador que imitaba al músico Elvis Presley, retó a algún oponente para poner en disputa su título Intercontinental. Las luces se agitaron, la gente gritaba, apareció The Ultimate Warrior y lo venció en tiempo récord: menos de un minuto.

Roy Wayne Farris, The Honky Tonk Man, tenía un récord como campeón Intercontinental. El recordado Elvis de la WWF (hoy WWE) acumuló 64 semanas como monarca invicto y había vencido a peleadores como el gran

The Ultimate Warrior tenía hambre de gloria, por eso lo venció con tan abrumadora facilidad. La gente comenzó a quererlo desde ese día, su leyenda duró por casi cinco años en el primer orden de la lucha. Después venció a Hulk Hogan. .