UFC 198: todo quedó listo para uno de los eventos más esperados
Gino Alva Olivera

Esta tarde se llevó a cabo el pesaje para el 198. Por última vez antes de subir al octágono, los 24 luchadores que pelearán este sábado se vieron las caras frente a 15.000 fanáticos en el estadio Arena da Baixada de Curitiba, casa del Atlético Paranaense.

La jornada empezó con la presentación sobre el escenario de tres brasileños que buscan ser campeones de la compañía: José Aldo, quien luchará en el UFC 200 del 9 de julio contra Frankie Edgar por el cinturón interino de peso pluma; Amanda Nunes, que en el mismo evento intentará quitarle el título de peso gallo a Miesha Tate; y Claudia Gadela, retadora el campeonato de peso paja que hoy ostenta Joanna Jedrzejczyk.

Ellos respondieron preguntas de los fanáticos que acudieron al estadio para conocerlos. “Yo crecí queriendo pelear como Pedro Rizzo”, dijo Aldo tras afirmar que nunca pensó irse a otra empresa cuando perdió su cinturón contra Conor McGregor.

Nunes –quien viene de derrotar a Valentina Shevchenko– señaló que está en su mejor nivel y prometió acabar con Tate. Finalmente, “Claudiña” lamentó que Jedrzejczyk haya sido irrespetuosa con su equipo y espera cobrarse la revancha el 8 de julio en la final del reality The Ultimate Fighter (TUF).

Ya en el pesaje, los fans brasileños se mostraron hostiles con los luchadores extranjeros. “Usted va a morir, usted va a morir”, gritaban cada vez que un peleador visitante subía al estrado. Los locales eran recibidos con aplausos y cánticos.

Las 40.000 entradas para el UFC 198 –en el que los 12 combates tendrán al menos a un atleta brasileño– se agotaron pocos días después de haber salido a la venta. En un país que atraviesa una crisis política, un deporte que se resuelve a golpes es una catarsis efectiva.

El ingreso de Matt Brown fue el momento más tenso del pesaje. El “Inmortal” respondió a las pifias de los fans alzando los dedos medios y les dio la espalda al subir a la balanza. Su rival, el brasileño Demian Maia, fue ovacionado. Este combate de peso wélter promete ser uno de los más interesantes de la noche.

Por primera vez en sus 11 años como profesional, Cris Cyborg subirá el octágono de la UFC. Además, volverá a pelear en su tierra natal después de una década. Su rival será la estadounidense Leslie Smith, la única que aceptó el desafío. La brasileña es ampliamente favorita: las apuestas van 93% a 7% a su favor. 

El ex campeón de UFC Vítor Belfort es un luchador que tiene tantos seguidores como detractores. Cuando ingresó al estadio, parte de los fanáticos lo abuchearon y se oyeron algunos “Usted va a morir” en las tribunas.

Su rival de mañana, Ronaldo “Jacaré” Souza, será local por más que le toque enfrentar a un compatriota. El ex monarca de Strikeforce está ante una pelea crucial: vencer a Belfort le asegura una oportunidad por el cinturón de peso medio, hoy en manos de Luke Rockhold.

Finalmente, el campeón de peso pesado de la UFC, Fabricio Werdum, subió al estrado con una mala noticia: la madre de su entrenador, Rafael Cordeiro, falleció anoche. Por ello, mostró un parche en su camiseta con el nombre de María Concepción y pidió a los asistentes al pesaje que oraran por ella.

Segundos después, “Vai Cavalo” subió a la balanza e hizo su clásico gesto “happy face” para alegrar a sus fanáticos. Su oponente de mañana, el estadounidense Stipe Miocic, no se inmutó ante los silbidos y los incesantes gritos de “Usted va a morir, usted va a morir”.

Todo ha quedado listo para el UFC 198, firme candidato a ser el mejor evento de artes marciales mixtas (MMA) de este año.

TAGS RELACIONADOS