La gran final de la Liga 1 entre Binacional y Alianza Lima, a jugarse este domingo (3 p.m.), tendrá un condimento especial: será un choque de estilos opuestos. (Foto. GEC)
La gran final de la Liga 1 entre Binacional y Alianza Lima, a jugarse este domingo (3 p.m.), tendrá un condimento especial: será un choque de estilos opuestos. (Foto. GEC)
Kenyi Peña Andrade

Por la primera final de la Liga 1, Binacional y Alianza Lima no solo protagonizarán el clásico encuentro David vs. Goliat que siempre se torna atractivo para el espectador. Además, lo que se pondrá en juego desde este domingo (3 p.m.) en el Estadio Guillermo Briceño Rosamedina, hasta el próximo domingo en Matute, será un duelo de estilos.

Ambos, en ese sentido, son como el agua y el aceite dentro del campo de juego y esto tiene que ver, por supuesto, con quienes estarán en el banquillo de uno y otro club: es el fútbol armónico y vistoso del equipo de Roberto Mosquera, que buscará dedicarle el triunfo y el título al fallecido futbolista Juan Pablo Vergara, contra el pragmático y rocoso cuadro blanquiazul del uruguayo Pablo Bengoechea.

Mosquera vs. Bengoechea. (Infografía: El Comercio)
Mosquera vs. Bengoechea. (Infografía: El Comercio)

Para el técnico nacional, el único camino hacia el gol es el hilvanar jugadas, hacer paredes y la posesión del balón es una obligación para ello. Para el charrúa, la fórmula ganadora pasa por sacar petróleo de la pelota parada, imponer condiciones en el juego aéreo y llegar al arco rival con la mayor verticalidad posible. Y, para contrastar lo dicho, revisamos a continuación los números obtenidos en este Torneo Clausura por el Binacional de Mosquera en Juliaca, y los de los blanquiazules con el ‘Profesor’ en ciudades de altura.

Fuertes en casa y de visita

Alianza Lima fue campeón del Torneo Clausura, mientras Binacional hizo lo propio en el Apertura. (Foto: GEC)
Alianza Lima fue campeón del Torneo Clausura, mientras Binacional hizo lo propio en el Apertura. (Foto: GEC)

Desde que Mosquera se puso el buzo de Binacional, el conjunto provinciano disputó cinco encuentros de local y está invicto: obtuvo cuatro victorias y un empate (ante Pirata, Mannucci, Alianza Universidad, Sporting Cristal y Alianza Lima, respectivamente). Los juliaqueños se muestran infranqueables de local y no regalan nada. Aunque, claro, les queda de consuelo a los blanquiazules que la única vez que cedieron puntos, fue justamente ante ellos, por la antepenúltima jornada del Clausura.

Del otro lado, los victorianos también han mostrado ser un difícil cuadro a vencer cuando les toca visitar ciudades de altura. Desde que Bengoechea se hizo cargo del equipo, tres veces jugaron en este tipo de plazas donde el oxigeno falta y no conocen de derrotas: obtuvieron un triunfo ante Melgar en Arequipa, y luego empataron ante UTC en Cajamarca y la ya mencionada igualdad ante el rival de este domingo en el mismo estadio.

Golpes precisos vs. el vendaval juliaqueño

Estadísticas del último duelo entre Alianza y Binacional en Juliaca. (Foto: captura Opta)
Estadísticas del último duelo entre Alianza y Binacional en Juliaca. (Foto: captura Opta)

Los de Mosquera son arrolladores ofensivamente cuando juegan de local y así lo ratifican las estadísticas, ya que en cuatro duelos marcaron 17 tantos, obteniendo así un promedio de gol de 3,4 por juego. Además, muestra de ello son los números goleadores que poseen sus atacantes en la temporada: Donald Millán (22 goles), Jeferson Collazos (7), Aldair Rodríguez (10) y Héctor Zeta (6).

Alianza, por su parte, le ha costado hacerse presente en el marcador en la altura: solo tuvo 4 conquistas y obtuvo una media goleada de 1,3. Sin embargo, sus atacantes, los uruguayos Federico Rodríguez (7) y Adrián Balboa (5), acumulan una importante suma de tantos en casi cuatro meses desde su llegada: entre los dos tienen 12 goles. El inconveniente es que el 9 preferido por Bengoechea en altura es Adrián Ugarriza.

Posesión vs. verticalidad

Como la gran mayoría de los equipos que dirigió en su carrera, Mosquera logró convencer al plantel del ‘Bi’ que la clave para ganar partidos es adueñarse de la tenencia del esférico. Y rápidamente logró imponerle su sello, ya que su promedio de posesión por encuentro desde que llegó es de 66,4 % en condición de local. La otra cara de la moneda son los muchachos de Bengoechea, con un 41,3%. Apenas tienen el balón, los volantes y defensores aliancistas buscan el pelotazo largo hacia sus atacantes. Así han ganado varios de sus partidos en el Clausura.

Otro dato curioso es que Alianza no solo tiene poco gol y posesión, también le cuesta una barbaridad poner en apuros a los goleros rivales en altura. Solo registra un promedio de diez remates y 4 directamente a portería en altura. Binacional prueba 21 veces al golero visitante por duelo, mientras que patea directamente al arco 8 veces por cada 90 minutos. Aquí otra diferencia entre las ofensivas de ambos equipos. Pero Alianza tiene una eficacia muy alta y ya lo demostró ante Cristal en las semifinales.

Con distintas recetas para cocinar triunfos, ambos quieren saborear un título por diferentes razones: Alianza quiere gritar campeón con Bengoechea por segunda vez en tres años y con un condimento especial, ya que dejó en el camino a sus rivales de toda la vida: Universitario y Cristal. Binacional quiere pasar de ser el equipo sorpresa a una realidad en el fútbol nacional. Y, por su puesto, dedicarle el triunfo a Juan Pablo Vergara, el jugador símbolo de lo que ya es una hazaña celeste por el solo hecho de saltar al campo y dejar de lado por 180 minutos el dolor que dejó su partida. Ganar el título solo sería la cereza al pastel.

ÚLTIMO DUELO ENTRE ALIANZA Y BINACIONAL EN JULIACA