Claudio Pizarro jugó, aunque no destacó, en la volante de la selección peruana que jugó el Sudamericano Sub 20 ante el anfitrión, Chile. Perú perdió por 3-1.
Claudio Pizarro jugó, aunque no destacó, en la volante de la selección peruana que jugó el Sudamericano Sub 20 ante el anfitrión, Chile. Perú perdió por 3-1.
Mario Fernández

En 1997 jugaba en Pesquero y era uno de los pocos futbolistas de Primera División en la . Alternaba desde un año atrás en la profesional y no había definido todavía con claridad su posición. Mientras Roberto Chale, su técnico en los norteños, parecía empeñado en hacerlo delantero, en la sub 20, como antes en la sub 17, Pizarro había sido una suerte de volante que trajinaba por el mediocampo.

Consultado sobre el puesto real del joven Pizarro, Chale no tenía dudas en una entrevista dada a El Comercio: "Es alto, cabecea bien, tiene gol. ¿Qué hago poniéndolo tan atrás? Es tipo Franco Navarro". Sin embargo, Rafo Castillo, técnico de aquella selección, insistió en verlo de mediocampista junto a Marko Ciurlizza, Paulo Zabárbulo y Carlos Zegarra porque parecía tener, en ataque, una dupla que no se la tocaba ni Dios: Andrés Mendoza y Juan Luna. Se trataba de dos morenos veloces, potentes y definidores. "Son mis titulares", repetía, al tiempo que, para cualquier emergencia, guardaba un tercer elemento desde la banca: Abel Lobatón.

Luego de la derrota inaugural ante Chile por 1-3, consultado por el enviado especial de El Comercio Patrick Espejo, Castillo no se anduvo con vueltas ante la pregunta de si al equipo le había faltado una manija:
-Claro, nos faltó un conductor. Se supone que esa función la debían hacer Marko Ciurlizza y Claudio Pizarro que son elementos que vienen de jugar en la profesional. Ellos son los que deberían gravitar más.

La campaña de Perú en el  del 97 no mejoró. Jugamos 4 partidos, perdimos dos, empatamos dos y Claudio solo pudo marcar un tanto, en el empate 2-2 ante Venezuela. Fue el último torneo que Pizarro jugaría formalmente de volante. Tanto en su periplo por Alemania y la selección adulta, iría como delantero. Y aunque ha sido claramente más exitoso en clubes, se trata de un goleador que poco y nada tenía que hacer tan retrasado. Queda claro que en eso Chale tenía razón.

Los datos

○ Pizarro fue capitán de la selección adulta desde 2003, cuando lo nombró Paulo Autuori.

Pizarro marcó 5 tantos en el sudamericano sub 23 del 2000, su mejor torneo de blanquirrojo.

No te pierdas

No te pierdas