Chistian Cueva venía de marcar en la victoria 2-1 de la selección peruana ante Ecuador en Quito. (Foto: AP)
Chistian Cueva venía de marcar en la victoria 2-1 de la selección peruana ante Ecuador en Quito. (Foto: AP)
Marco Quilca León
Corrección: Corrección: Esta nota fue publicada originalmente en mayo del 2021

En la altura de Quito, la necesitaba rendimientos que estén incluso por encima de los 2734 m.s.n.m de la ciudad ecuatoriana. Y así ocurrió. Sobre todo de . Quien fue el mejor futbolista de la Eliminatoria pasada y reapareció en todo su esplendor.

LEE TAMBIÉN: ¿Cuál puede ser el aporte de Santiago Ormeño? Su extécnico y excompañeros opinan

Voy mejorando de a pocos, encontrándome con lo que yo quiero, con lo que me hace feliz, que es jugar al fútbol, dijo al final del partido. Alejado de los excesos y las críticas, Christian volvió a ser el Cueva que tanto extrañamos. Sin embargo, ahora fue captado en una reunión, al parecer, sin respetar los protocolos establecidos por la pandemia del coronavirus.

Gianluca Lapadula y sentir al vestir la camiseta de la selección peruana
El delantero ítalo peruano se siente motivado tras su llegada a la bicolor.

En mayo pasado contábamos cómo venía trabajando Christian Cueva desde inicios de año para recuperar su mejor estado futbolístico. Contrató un coach deportivo para personalizar sus trabajos e, incluso, tuvo un acercamiento a la palabra de Dios.

Hoy, Christian Cueva puede quedar fuera de la convocatoria de la Copa América ya que, al parecer, no ha cumplido con los protocolos de la pandemia. Fue captado en una reunión social en una casa o departamento, compartiendo con personas que no usaban mascarillas. Será la Federación Peruana de Fútbol y el comando técnico quienes determinen qué pasará con el volante.

NOTA ORIGINAL

“Nuestro futbolista profesional, , fue excluido de la plantilla por su comportamiento indisciplinado en consonancia con el informe y solicitud de nuestro director técnico Hamza Hamzaglu”.

24 de noviembre del 2020. no brindaba mayores detalles de lo sucedido, pero sí dejaba en claro una cosa: Christian Cueva había tocado fondo. El peruano que alguna vez emocionó a más de 30 millones de peruanos con su gambeta endemoniada salía por la puerta trasera de un club por tercera vez en menos de dos años. A finales del 2019 fue separado del Santos de Brasil por indisciplina tras jugador apenas 16 partidos de los 60 que disputó su club, y a mediados del 2020 dejó Pachuca (México) tras cuatro meses y tres encuentros.

La pregunta de qué pasó con el mejor jugador peruano en la Eliminatoria rumbo a Rusia 2018 hallaba respuesta justamente en ese final que debió ser feliz: Rusia. El penal fallado ante Dinamarca fue su cruz. Cueva mismo lo supo explicar en algún momento: “Voy a quedar marcado de por vida, pero tendré revancha”.

Christian Cueva es consolado por sus compañeros camino a los vestuarios. El peruano había fallado un penal ante Dinamarca en el Mundial Rusia 2018. (Foto: Reuters)
Christian Cueva es consolado por sus compañeros camino a los vestuarios. El peruano había fallado un penal ante Dinamarca en el Mundial Rusia 2018. (Foto: Reuters)

Desde ese momento pospenal errado, ‘Aladino’ sufrió la peor condena que un futbolista puede tener. Fue meme, poster, pregunta de examen de universidad y víctima de ociosos que buscaban decidir por su vida, como si las suyas fueran perfectas.

Christian pasó los siguientes dos y medio después de Rusia en una cueva. En un hoyo sin salida. Hasta que tomó la decisión que parece haber cambiado su vida.

“Recibí una llamada de su representante y luego conversé con Christian. Me dijo que venía siguiendo mi trabajo por las redes sociales, que quería recuperarse. Estaba muy mal anímicamente, decaído, no la pasaba nada bien. Coordinamos los días porque aún estaba en Turquía y apenas pisó suelo limeño se fue para Trujillo. Yo también me dirigí para allá”, empieza contando , el coach deportivo que no solo prepara grandes futbolistas, también los recupera. Y eso hizo con Cueva.

“Desde el primer día hablamos las cosas muy claras. Yo no iba de paseo, no iba para colgar fotos y decir que entré a Christian Cueva. Era una oportunidad de mostrar mi trabajo. Convivimos con él y su familia desde antes de Navidad. En las noches conversábamos mucho”, recuerda. “Las personas que hemos pasado cosas difíciles en la vida tenemos algo que transmitir. Eso hice. Lo motivé de acuerdo a mis experiencias, lo convencí de que todavía tenía la capacidad de seguir disfrutando del fútbol. Trabajamos mucho en la parte espiritual, un lado sumamente importante. Cuando ponemos a Dios por delante, todo es posible”, añade.

Christian acudió a José con el único objetivo de volver a reencontrarse consigo mismo. Y para eso había que hacer sacrificios. Entrenó sin parar por horas, a doble turno. Incluso el día de Navidad y Año Nuevo. Las críticas llegaban a diario como las propuestas de algunos clubes del fútbol peruano. Nadie sospechaba que él estaba enfocado en ser el ’10′ que la gente amó.

“Yo no lo conocía, pero durante este tiempo he descubierto una gran persona. Tiene una carga familiar. Recuerdo mucho el primer video que subí con él y la gente empezó a criticarlo. Su familia se vio muy afectada, ellos son los que más sufren. Pero ahí sellamos todo el compromiso de apoyarlo, de no darle la espalda como lo hicieron muchos. Yo admiro a sus padres, a su esposa e hijas. Siempre están ahí, nunca lo dejaron solo. Él, claro, también es muy fuerte, tenía ganas de superar esa etapa difícil, puso de su parte, pero, te repito, la parte espiritual lo salvó. Yo le decía: ‘Dios espera un poco más de nosotros’. Esa frase le quedó marcado. Ese acercamiento que tuvo con Dios lo ayudó muchísimo. Si tú revisas, sus redes sociales está relacionada siempre al lado espiritual, a su familia”, explica José.

Como un ejemplo de vida, Christian se recuperó. Renació. Pasó de la depresión a estar decidido a salir adelante. En ese momento llegó la propuesta del Al Fateh de Arabia Saudita.

Arabia Saudita, ¿su lugar en el mundo?

El 25 de enero del 2021, Christian Cueva sorprende a más de uno firmando por el Al Fateh de Arabia Saudita. Siguiendo los pasos de André Carrillo (figura consolidada en Al Hilal), ‘Aladino’ arribó al país arábico para cosechar lo sembrado. Debutó el 4 de febrero y desde entonces no ha parado de hacer lo que más ama: jugar. Y, por supuesto, hacer jugar. El atacante peruano ha jugado todos los partidos desde que llegó (15 de 15), marcó 6 goles, , y dio seis asistencias. .

“Si nos sigues en Twitter o Instagram puedes ver que siempre hay una foto de él sonriendo. Ahí se ve que está feliz y por eso todos los queremos. Es un gran jugador, pero no actúa como una estrella y por eso lo queremos muchos”, dijo su técnico hace un mes en una en uno de sus tantos elogios hacia el peruano. Cueva al fin se siente querido.

Christian Cueva hace rato dejó de ser ‘Cuevita’. Pero en ese proceso de madurez se equivocó, tropezó. Nadie quiso entenderlo. Todo lo contrario. Lo juzgaron, criticaron e insultaron. Tocó fondo en algún momento y logró sobreponerse. Con una fecha doble de Eliminatorias muy importantes para la selección peruana y la Copa América a la vuelta de la esquina, nuestro ’10′ vive su mejor momento futbolístico. Y Ricardo Gareca siente una paz interior que hace mucho no sentía.

Así le ha ido a Christian Cueva después del Mundial Rusia 2018

AÑOCLUBPJ/GOLESPJ DE SU EQUIPO%PJ
2021Al Fateh17/817100%
2020Matalyaspor8/01747%
2020Pachuca3/0560%
2019Santos16/06027%
2018Krasnodar23/12688%

MÁS EN DT

VIDEO RECOMENDADO

Gianluca Lapadula y sentir al vestir la camiseta de la selección peruana
El delantero ítalo peruano se siente motivado tras su llegada a la bicolor.