Marco Rojas: el neozelandés de padre chileno que enfrentará a Perú. (Foto: AFP)
Marco Rojas: el neozelandés de padre chileno que enfrentará a Perú. (Foto: AFP)
Aldo Cadillo

Marco Rojas es conocido en Nueva Zelanda como el "Messi Kiwi". El jugador de 1.68 m. destila talento, en todo el frente de ataque, cada vez que traslada el balón con su botín derecho. Sus movimientos en ofensiva (giros, regates y amagues) explican sus orígenes. De padre chileno, Rojas juega como si fuera un futbolista sudamericano y buscará vencer a Perú para así clasificar al Mundial Rusia 2018.

Marco Rojas es el más bajo en el plantel neozelandés; pero posee un talento enorme. A veces el fútbol tiene estos contrastes. Prefiere el cerebro sobre la talla. Dueño de la camiseta número '11', el jugador que tiene apellido latino lleva el timón del navío oceánico.

Su padre, que vivió en Chile hasta los siete años, huyó del país por el tenso momento político de los años 70's. La dictadura militar de Augusto Pinochet golpeó a la familia Rojas. El futuro padre del talentoso jugador de Nueva Zelanda, se refugió en tierras extranjeras.

En un país donde los nombres más comunes son Tommy, Michael y Chris; Marco aparece como una excepción a la habitualidad. El apellido del rápido extremo izquierdo será pronunciado por los narradores junto al de Corzo o quizá, en el peor de los casos, al de Rodríguez o Gallese. Atención en ese momento, un gol de Nueva Zelanda perjudicaría mucho a Perú.

"Me gusta mucho como juega Alexis Sánchez. Quisiera ser como él, es brillante", comenta Rojas a una cámara de televisión durante la Copa Confederaciones Rusia 2017. "Me gusta Colo Colo. Algún día quisiera jugar allá", sentencia el mediapunta de Heerenveen de la Eredivisie. Algunos lazos, cual cadenas, son difíciles de quebrar. 

Aún con varios cumpleaños pendientes como para ser considerado un veterano, pero con un amplio recorrido con Nueva Zelanda como para nombrarlo debutante; Marco Rojas se mueve en el campo de juego como auto que acelera y frena constantemente. 

Dueño de los cobros a balón detenido; Marco Rojas brinda movilidad a Nueva Zelanda a través de su botín derecho. A tener cuidado con el oceánico, hijo de chileno y con talento sudamericano.