Arturo León

 jugará su segundo partido de visita en las Eliminatorias Rusia 2018 la noche del viernes ante . El equipo de Ramón Díaz ejecutó un plan contra Venezuela en Puerto Ordaz que le funcionó a la perfección: prácticamente no le generaron situaciones y ganó 1-0 tras aprovechar un error del rival. Aquí un análisis de lo que hizo el equipo albirrojo ante la vinotinto y que podría repetir ante los de Gareca. 

En defensa. Dos líneas de cuatro bien juntitas, presión sobre los rivales que llevan el balón y anticipación. Son tres características que mostró Paraguay en el partido de visita ante Venezuela. El equipo de Díaz no deja espacios, no otorga licencias. Hace más complicado todo: dar un pase, tirar un centro, pivotear, etc. y más cuando se trata de ganar un balón dividido. Rascan, golpean, cometen faltas, pero todo dentro de lo permitido.

Esto no quiere decir que Paraguay se tire atrás y defienda la mayor parte de los 90 con 11 jugadores. Ante la vinotinto se paró cerca del área rival (como se ve en las fotos de arriba) para impedir una buena elaboración en el medio. ¿Qué origina? Pelotazos contrarios y balones divididos. Ahí es que aparecen los hombres paraguayos para recuperar. Solo en un par de ocasiones Venezuela salió airosa de la presión paraguaya y encontró espacios.

En ataque. Paraguay no se complica. Se olvida de la estética, el buen juego, la posesión o como quieran llamarlo. Tiene buenos lanzadores y delanteros potentes. ¿La fórmula? Pase largo o pelotazo. En algunos casos es lo primero y en otros lo segundo. Y en muchas van a ganar. O la aguantan para descargar con un compañero o la peinan con dirección al área. Atacan con tres o cuatro jugadores. Los laterales no suben. ¿El problema? Generan muy pocas chances. El gol ante Venezuela llegó tras un pelotazo y un error gravísimo de Vizcarrondo. Eso a nivel colectivo.

A nivel individual Perú debe tener cuidado con tres jugadores: Édgar Benítez, Derlis González y Darío Lezcano. Son habilidosos y rápidos, pero tampoco es que sean tan desequilibrantes como un Neymar o Messi. Con Venezuela perdieron muchos balones en ataque por el poco volumen ofensivo de su equipo. Sin apoyo colectivo es muy difícil.

LEE TAMBIÉN...