Ricardo Gareca le dedicó la victoria en la Copa América a Jefferson Farfán | Foto: EFE
Ricardo Gareca le dedicó la victoria en la Copa América a Jefferson Farfán | Foto: EFE
Mario Fernández

1. ¿Para qué es la copa?
En otras versiones fue para ser banco de pruebas y encontrar jugadores para las Eliminatorias. En el 2015 Gareca proyectó a Gallese y Cueva como titulares; en el 2016 lo hizo con Trauco, Tapia, Polo, Flores y un Yotún de volante. La cosecha de las copas metió hasta a 6 jugadores en el equipo titular que fue a Rusia. Hoy, sacando a Abram como back, no se ha lanzado a nadie. O a casi nadie.

► 
► 

2. ¿Están todos los que deben estar?
No se discute tanto a los titulares citados, pero sí a los suplentes. En ataque, sobre todo. Gareca usó los amistosos post Mundial para seguir probado a quienes ya conocía de memoria: Reyna, Da Silva, Benavente, Polo y Hurtado. No se permitió ni un minuto para Costa o Quevedo. Ah, Marcos López, titular en el San José, solo tuvo ratitos.

3. ¿Hay otro 'Cueva' dando vueltas?
Una gran virtud de Gareca fue hallar oro donde otros solo veíamos lata. En 2008 transformó a Donny Neyra. En el 2015 citó a un Cueva gordito y suplente en Alianza. Le dio confianza y logró hacerlo jugador de selección. No decimos que en la Liga 1 abunden ofensivos así, pero sí es valido pedirle al técnico usar los amistosos para probar más (¿Polar, Deza?). El plantel necesita màs jugadores de ese perfil.

4. ¿La lista estuvo bien armada?
En esta copa, no. Hubo exceso de zagueros centrales (Zambrano, Abram, Araujo, Santamaría, Callens) y de mediocentros (Tapia, Pretell, Yotún, Gonzales, Ballón). También escasez de ofensivos. Si Carrillo venia sin fútbol, y eso mismo fue un problema en palabras del técnico, no se entiende por qué reemplaza al lesionado Hurtado por un volante de marca como Ballón. Si tenía a Pretell, la apuesta era innecesaria.

5. ¿Cuántos seleccionables hay hoy?
Consolidados, no más de 12. Zambrano-Abram dan tranquilidad como reemplazo de Ramos-Rodriguez. El problema es arriba. No hay mucho y la dupla Paolo-Farfán tiene 35 años. Lo clave es que Gareca no pierda el eje y trate de aumentar el universo de jugadores seleccionables en cada oportunidad que tenga. El fastidio es que en las otras dos copas logró resultados y más jugadores. Ahora, solo lo primero.

No te pierdas

No te pierdas