Redacción DT

Un día para olvidar tuvieron los integrantes de la , que este viernes trabajó en Río de Janeiro de cara a la final de la contra Brasil. El comando técnico y miembros de logística se quejaron de la pocas facilidades que les brindó Fluminense, club que los albergó en sus instalaciones.



Uno de los puntos más incómodos que tuvo la Bicolor fue el inicio del día con una lluvia torrencial que desde ya trastocaba los planes del comando técnico de Ricardo Gareca. Eso era algo manejable porque contra el clima no se puede hacer nada, pero lo que sucedió en el CT Barra da Tijuca, colmó a todos.

Desde que llegaron al complejo de Fluminense se sintió la molestia por el retraso en el inicio de las prácticas. La Blanquirroja esperó hasta media hora para poder saltar al campo de entrenamiento. Esto debido a que el comando técnico no contó con el salón de reuniones que solicitaron.

Los espacios en el gimnasio tuvieron que ser compartidos con los juveniles del club que, en ese momento, también estaban trabajando. A eso se sumó que Fluminense no cedió la sala de prensa para realizar la conferencia anunciada. Los encargados de la prensa bicolor se disculparon por los inconvenientes.

Minutos después, ESPN Brasil intentó comunicarse con los encargados de Fluminense, quienes afirmaron que la selección peruana no solicitó el uso de la sala de prensa y que el hecho de que hayan compartido el gimnasio estaba dentro de los establecido en el contrato firmado con la organización.

Mientras que Perú solicitará a la organización de la Copa América el cambio de sede de entrenamiento y trabajar este sábado en campo de Botafogo, en Fluminense, según ESPN, se mostraron sorprendidos porque, aseguran, ya albergaron a otras selecciones como Argentina y Uruguay con la cual no tuvieron problemas.

No te pierdas

No te pierdas