Yoshimar Yotún fue convocado por primera vez a la selección peruana en el proceso de Sergio Markarián. (Foto: AFP)
Yoshimar Yotún fue convocado por primera vez a la selección peruana en el proceso de Sergio Markarián. (Foto: AFP)
Angelo Torres Zevallos

Si en el camarín bailan Christian Cueva, Gianluca Lapadula y André Carrillo, en la cancha el que pone el ritmo es . Si hay una manera de saber la temperatura del juego de la : nuestro termómetro es ‘Yoshi’. Mientras la pelota pasa cada vez más por sus pies, estamos mejor.

Yotún es uno de esos jugadores que se transforman pero que también transforman al equipo. Su evolución lo ha llevado de la banda izquierda al centro de la cancha, una decisión tomada por Ricardo Gareca que le cambio la carrera, también la vida. Gareca le dijo: “intentemos” y no se movió más. Esa variante la hacía en Cristal en la época de Daniel Ahmed, tomando el lugar de Carlos Lobatón cuando era suspendido o estaba lesionado. Pero era solo como emergencia.

LEE MÁS: Gianluca Lapadula: el 9 que vino de Italia y define a Paolo como “un histórico” en la selección

Después de algunas pruebas intercaladas desde el 2015, se terminó consolidando después de la Copa América Centenario 2016 en esa primera línea de volantes. Ese fue el punto de quiebre de la selección, también el suyo. El binomio Tapia-Yotún empezó a ser repetido y parte de esa base que se recitaba de memoria. “He encontrado mi puesto”, ha dicho el año pasado.

Entender ese complicado tablero de ajedrez en el que pueden convertirse las posiciones puede ser desafiante para algunos, pero para Yotún fue sinónimo de libertad. Sin estar preso de la banda izquierda, empezó el desbande. Captó rápido los nuevos movimientos y hoy se ha convertido en el peaje por el que debe pasar el balón para saber que llegaremos a buen destino. Su omnipresencia es innegable y los momentos en los que no aparece, se nota. A veces demasiado.

Sin el liderazgo de Paolo Guerrero o Jefferson Farfán, ausentes ambos en la Copa América, ‘Yoshi’ ha dado un paso adelante. En su partido número 100 con la selección, ante Colombia, tuvo la cinta de capitán como un homenaje a su trayectoria, pero también como símbolo de lo que es en la blanquirroja: un referente. Después de la goleada ante Brasil, levantarse era una obligación y Yotún puso el ritmo para conseguirlo. Un tiro suyo al palo fue casi una asistencia para Sergio Peña, que anotó su primer gol con la franja en el pecho.

Su influencia es determinante. Afuera de la cancha también. Después de ese trabajoso triunfo contra Colombia, Yotún saludó a todos sus compañeros, uno a uno, como lo hace el capitán, como lo hace un verdadero líder. Luego le dio un beso en la cabeza a Gianluca Lapadula, se abrazó con Ricardo Gareca, todo inmortalizado por el lente de Raúl Sifuentes. Las fotos emocionan, casi como cuando se grita un gol.

Mañana contra Brasil en semifinales se convertirá en hombre récord: llegará a los 26 partidos en la Copa América. Una marca histórica donde va a superar a Paolo Guerrero. También es el jugador con más triunfos con la selección: 44 en total. Además, la Conmebol resaltó el rendimiento de ‘Yoshi’ al estar en el Top 3 de jugadores con mayor cantidad de acciones defensivas exitosas con un total de 38 recuperaciones.

Sus transiciones lo pueden tener defendiendo en nuestra área chica o llegar a campo rival, como ante Paraguay donde hizo el tercer gol pero y también marcó un penal estilo ‘Panenka’ donde derrochó toda su clase. Ahora que a veces se habla más de mapas de calor, kilómetros recorridos en la cancha y GPS, Yoshimar piensa en equipo, no solo en él. “Lo colectivo es lo más importante en la selección”. Es un líder también con las palabras.

Yoshimar también sabe redimirse. Villano por su expulsión ante Uruguay en las eliminatorias a Brasil 2014, brillante con la asistencia a Paolo para el empate transitorio ante los ‘charrúas’ en el 2017 para enderezar el camino que nos llevaría al Mundial. Yotún ya estuvo en el once que le ha ganado dos veces a este Brasil con chapa de invencible: en el 2016 en la Copa América Centenario -entró empezando el segundo tiempo- para eliminarlos en primera ronda, y en un amistoso en el 2019.

Las respuestas a muchas preguntas en Perú tienen la misma respuesta: Yotún. No importa si Yoshimar no habla mucho, con tal que ponga el ritmo. Que mañana, cuando busquemos ser la única selección en ganarles dos veces de visita en un partido oficial al ‘Scratch’, también lo haga.

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más

MÁS SOBRE DT