Los 'jotitas' cumplieron la campaña más decente de Perú en el Sudamericano Sub 17, en 2007. (Foto: GEC)
Los 'jotitas' cumplieron la campaña más decente de Perú en el Sudamericano Sub 17, en 2007. (Foto: GEC)
Julio Vizcarra Torres

Jefe de Mesa Digital de la Zona Deportiva

julio.vizcarra@comercio.com.pe

Sin Perú en un Mundial después de 36 años, los partidos de los ‘jotitas’ habrían sido la mejor medicina para olvidar el aislamiento social que estamos viviendo. Recordar al querido equipo de Juan José Oré hubiera sido la dosis necesaria para renovar nuestra esperanza en tiempos de coronavirus, que parecen transcurrir como si estuviéramos en un reloj de arena.

Han pasado 13 años desde que se logró aquella histórica clasificación a la Copa del Mundo Sub 17, organizada por Corea del Sur, en el 2007. Lo triste es que, con el paso de los calendarios, aquella hazaña se ve cada vez más lejana, empequeñeciéndose en el horizonte por el futuro prometedor que no llegó a hacerse realidad con ese plantel. Obviamente, ese camino tropezó con un fútbol peruano que recién volvió a convivir con el éxito hace tres años.

Coronavirus Perú: aumentó a 580 el número de contagiados por COVID-19, anunció Vizcarra

Incluso, si no tuviéramos un área de estadísticas, sería muy complicado recordar el once que selló de manera directa el pase al Mundial en el Sudamericano disputado en Ecuador. Ni siquiera Google nos pudo decir que la selección Sub 17 de J.J. Oré, en el empate 1-1 contra Argentina, alineó con Eder Hermoza; Jersi Sócola, Néstor Duarte, Jairo Hernández, Juan Zevallos; Ryan Salazar, Erick Coavoy, César Ruiz, Gary Correa, Irven Ávila y Cristian La Torre.

En ese plantel la figura era Reimond Manco, que se presentó en el torneo juvenil a pura gambeta en el triunfo 2-1 frente a Brasil. Mientras que en la banca de suplentes esperaba su oportunidad Pedro Gallese. En esos dos nombres podríamos resumir a los ‘jotitas’.

Lo que parecía iba a ser una generación excepcional, que abasteciera a la selección mayor y terminara con la sequía de mundiales, acabó siendo una decepción más de nuestro sistema futbolero, teniendo como bandera a Manco.

4 DE MARZO DEL 2007
CAMPEONATO SUDAMERICANO SUB 17, CLASIFICATORIO PARA EL MUNDIAL DE LA CATEGORIA EN COREA. LA SELECCION PERUANA VENCIO POR DOS GOLES A UNO A SU SIMILAR DE BRASIL. 
EN LA IMAGEN: REIMOND MANCO 
FOTO: PAUL RIVAS / EL COMERCIO DE QUITO
4 DE MARZO DEL 2007 CAMPEONATO SUDAMERICANO SUB 17, CLASIFICATORIO PARA EL MUNDIAL DE LA CATEGORIA EN COREA. LA SELECCION PERUANA VENCIO POR DOS GOLES A UNO A SU SIMILAR DE BRASIL. EN LA IMAGEN: REIMOND MANCO FOTO: PAUL RIVAS / EL COMERCIO DE QUITO

El exjugador del PSV Eindhoven, quien antes de llegar a los Países Bajos estuvo en la órbita del Real Madrid, fue nuevamente protagonista de memes hace unas semanas, cuando su actual equipo, Binacional, fue humillado por River Plate en el marco de la Copa Libertadores. Luego del 8-0 en el Monumental de Núñez, el atacante no vaciló en acercarse a Nacho Fernández para pedirle la camiseta.

La acción del que fuera promesa del fútbol peruano no pasó desapercibida y se convirtió rápidamente en tendencia en las redes sociales. Además de protagonizar las innumerables burlas virtuales que aparecieron con la goleada.

La otra cara de la moneda es Pedro Gallese, el único ‘jotita’ que llenó todos los cartones cuando llegó a la mayoría de edad. Aunque siempre fue suplente, el arquero estuvo en la Copa del Mundo del 2007. Y años más tarde, se tomó la revancha en la selección mayor en Rusia 2018.

Con Gallese como indiscutido, Perú clasificó a la Copa del Mundo. Mientras que un año más tarde jugó la final de la Copa América de Brasil, todo un récord para un futbolista nacional que dejó de ser un ‘jotita’ para crecer y abrirse paso con luz propia.

VIDEO RECOMENDADO

MÁS EN DT...