Selección peruana: el análisis de la dura derrota ante Chile
Arturo León

 cayó 4-3 ante  en el Estadio Nacional. Fue un partido intenso, como los que propone el cuadro de Jorge Sampaoli. Aquí un análisis de la derrota que nos deja octavos en la tabla de posiciones con cero puntos. 

PRIMER TIEMPO

De ida y vuelta. El partido se planteó así desde el primer minuto de juego. Chile abusó del pelotazo en los primeros minutos de juego debido a la presión nacional, pero con el pasar de los minutos su juego asociado creció. Perú también buscaba hacer daño con transiciones rápidas y por las bandas. Cueva y Carrillo se tiraron al medio para organizar los ataques, mientras que Farfán y Guerrero se movían por todo el frente de ataque. Fueron minutos de gran intensidad.

Luego del gol de Alexis y empate transitorio de Jefferson, el partido dio un giro inesperado cuando el árbitro Nestor Pitana expulsó a Christian Cueva. Gareca sacrificó a Farfán, lo mandó de volante y perdimos peso ofensivo. Chile, con más espacio para progresar en el campo y dominar el balón, se adueñó del partido.

Pese a ello, Perú siguió insistiendo en ataque con acciones individuales de Farfán, Guerrero y Carrillo. No había otra forma. Así llegó el penal. Luego, incapaces de descifrar los movimientos de los chilenos con un hombre menos, Alexis y Vargas voltean el encuentro 3-2. Sufrimos con el juego ancho de ‘La Roja’, que apostó por ganar con velocidad y triangulaciones por ambos costados del campo. 

La selección, además, cometió varios errores en defensa como darle demasiado espacio a los ejecutores en tres cuartos de cancha y perder las referencias ofensivas que presentó el equipo chileno. 

SEGUNDO TIEMPO

Había que salir a buscar el partido, pero eso suponía tomar demasiados riesgos. Perú se paró con 4-3-2. Farfán y Paolo adelante y el resto del equipo tenía el objetivo de recuperar la pelota lo más rápido posible. Algo que resultó ser muy complicado. El plan fue muy difícil de ejecutar. Los de Sampaoli se adueñaron del encuentro. Solo sufrieron al inicio con unas arremetidas de la 'Foquita', después casi nada hasta el gol de Paolo Guerrero.

En una de esas acciones de ataque de Perú, Chile recuperó la pelota en la media cancha y liquidó el partido.

Sin duda, el análisis del partido está condicionado por la expulsión de Cueva. Lo admitió el propio Sampaoli. "El primer tiempo fue un partido intenso, de ida y vuelta. La expulsión de Cueva es importante porque nos permite tener mayor control de balón. Era un jugador importante para Perú".

Jefferson Farfán merece un párrafo aparte. No solo por sus dos goles, sino por su entrega. En el segundo tiempo luchó contra todo y prácticamente solo. Se tiró por izquierda para causar dolores de cabeza a los defensores chilenos y lo logró. Verlo correr y sacarse defensores encima fue conmovedor. Mostró todo su repertorio. Terminó muerto, pero no fue suficiente.

Nos ganó un gran equipo, no cabe ninguna duda. Pero nunca sabremos qué hubiera pasado si el encuentro terminaba once contra once.

LEE TAMBIÉN...

TAGS RELACIONADOS