Agencia EFE

Agencia de noticias

centró la atención del entrenamiento de la por ser su primera práctica con el combinado nacional tras cerca de año y medio ausente de las convocatorias del seleccionador, el argentino Ricardo Gareca.

Junto a Guerrero y Farfán también llegaron el delantero Raúl Ruidíaz, los centrocampistas Christian Cueva, Édison Flores, André Carrillo, Paolo Hurtado, Andy Polo, Pedro Aquino y Yoshimar Yotún, y el defensa Luis Advíncula.

Gareca pudo trabajar así por primera vez en ocho días con la mayoría de los convocados, a excepción del delantero Iván Bulos y el centrocampista Renato Tapia.

Guerrero, quien no podrá jugar contra Bolivia porque tiene que cumplir un partido de suspensión, no se ejercitó sobre la cancha e hizo trabajo regenerativo en el gimnasio.

Tampoco se ejercitaron Paolo Hurtado y el defensa Miguel Araujo, quienes acarrean lesiones de las que no se terminan de recuperar y son duda para participar en el encuentro frente a la Verde.

Advíncula aseguró que el partido contra Bolivia será el más complicado de los cuatro que le restan a Perú en las eliminatorias, donde también deberá jugar contra Ecuador, Argentina y Colombia.

"Primero tenemos que sacar este partido contra Bolivia. Va a ser complicado. Los dos últimos partidos de Bolivia como visitante han sido muy complicados. Casi no salían", recordó Advíncula.

Perú, séptimo clasificado con 18 puntos, recibirá a Bolivia en el Estadio Monumental de Lima y cinco días más tarde visitará a Ecuador en el Olímpico Atahualpa de Quito.