La Blanquirroja enfrenta el sábado a Argentina en la última fecha del Grupo B. (Foto: Marcelo Hernández - GEC).
La Blanquirroja enfrenta el sábado a Argentina en la última fecha del Grupo B. (Foto: Marcelo Hernández - GEC).
Redacción DT

Por Kenyi Peña

La se juega esta tarde (3:10 p.m.) ante Ecuador su continuidad en el de la categoría en Chile. El cuadro dirigido por Daniel Ahmed necesita un triunfo ante los norteños para llegar a la última fecha, el sábado ante Argentina, dependiendo de sí mismo para clasificar al hexagonal final.

Pero más allá de la necesidad de los 3 puntos, la gran deuda es mostrar una idea de juego sostenida. Las estadísticas desnudan sus serias deficiencias.

► 

► ► 

—Fútbol ‘antisocial’—

De las diez selecciones participantes, la peruana es la octava que menos pases ejecutó con 773. Por si fuera poco, tiene un 76% de efectividad y se ubica como quinto cuadro con menos precisión en el servicio. Es decir, no solo las ‘paredes’ y el uno-dos están ausentes, sino que cada vez que lo intentan están muy propensos a entregar el esférico al rival o tirarlo afuera del campo. Por ahora, lograr circuitos de juego y asociaciones en ofensiva ha sido una misión imposible, a pesar de casi dos años que llevan jugando juntos.

—Nulo poder ofensivo—

Concha, Pacheco, López y el mismo Olivares son jugadores que han destacado en el Descentralizado. Pero en este equipo todavía no conectan en ataque. Prueba de ello es que somos la selección que menos pateó al arco, con tan solo 9 remates. Pero solo dos de estos fueron a la portería rival. Aunque tenemos un partido menos que algunas selecciones, no deja de ser preocupante.

—Equipo liviano—

Ante Paraguay y Uruguay perdimos casi todas las jugadas divididas, sobre todo por la superioridad física de estas dos selecciones. Sin embargo, hay una ley no escrita en el mundo fútbol que, más que una apología al juego sucio, sirve para que un once se acomode mejor: si no puedes robarle el balón al rival, al menos que no pase. Fouls tácticos, les dicen. Hemos sido muy livianos en la marca y esto contrasta al ver que el equipo de Ahmed solo cometió 28 faltas y es el octavo que menos cortó el juego. Ante Ecuador esto será vital, no dejarlos progresar pero en zonas lejanas al área.

—Confusión de roles—

Los que más pases han ejecutado en Perú han sido Jesús Pretell y Junior Huerto, volante de primera línea y zaguero central del equipo, respectivamente. Esto nos pone en alerta sobre el poco protagonismo que han asumido los encargados de elaborar el juego. Concha y Távara parecen ser ideales para asumir esta función. Hay que darles minutos juntos.

—Figura engañosa—

El futbolista peruano más destacado y regular en estas dos primeras fechas ha sido el portero Emile Franco. La sobriedad y voz de mando que ha demostrado le ha bastado para sacar pelotas que se colaban en nuestro arco. Han sido nueve atajadas que lo colocan como el tercer guardameta con más intervenciones del torneo. ¿Cuál es la lectura? Que tenemos un arquero fiable, sí, pero que también nos están llegando mucho. Y esto se debe a la poca solidez que han mostrado los once al momento de intentar recuperar la pelota sobre todo en el mediocampo.

El fútbol es de momentos y hoy podemos cambiar esas malas estadísticas. Sin un plan de juego definido y sin asumir el protagonismo en el campo será muy difícil. Perú todavía está a tiempo.

TAGS RELACIONADOS

No te pierdas

No te pierdas