Redacción EC

 hizo prevalecer su condición de número uno del mundo en Melbourne Park. El español acabó con  en las semifinales del  con un 3-0 (7-6, 6-3 y 6-3) contundente. 

Salvo en el primer set, que fue parejo, Nadal demostró que hoy está a otro nivel. Con todo y ampolla en la mano. El suizo no pudo con la potencia de su rival. Sucumbió ante la fuerza, el físico y la garra del de Manacor.

Nadal clasifica así a la final del Abierto de Australia, donde lo espera otro de la misma procedencia de Federer: Rafa va por su segundo título en este La única que vez que lo ganó fue en 2009,