Redacción EC

Nadie duda del sentido del humor de . Acostumbrado a bromear de vez en cuando en las canchas de , el serbio se tomó de buena manera la interrupción de su entrenamiento cuando su perro Tesla entró a la arcilla con ganas de jugar. Nole pidió, entonces, una bola de tenis para juguetear un rato con su mascota.

El amor de Djokovic por los perros es harto conocido. El tenista tiene dos mascotas: Pierre y Tesla (el que aparece en el video). El primero, incluso, tiene su propia cuenta de Twitter: , en la que se lee "moviendo mi cola en las pasarelas caninas, a veces acompañado por Novak". Hace unos meses, el tenista publicó en su una foto de él y sus dos perros.