El colombiano Donald Millán, elegido mejor jugador de la Liga 1 2019, es uno de los refuerzos cremas para esta temporada. (Foto: GEC).
El colombiano Donald Millán, elegido mejor jugador de la Liga 1 2019, es uno de los refuerzos cremas para esta temporada. (Foto: GEC).
Kenyi Peña Andrade

Los hinchas más veteranos de Universitario todavía no pueden creer que perdieron la inmejorable oportunidad de haber ganado la prestigiosa y gloriosa Copa Libertadores en 1972. Sí, el mismo trofeo por el que hace algunos meses argentinos y brasileños fueron desbordados por la pasión en nuestra capital, todo por el deseo de levantarla una vez más. El equipo crema de aquel entonces tenía un equipazo (estaban Héctor Chumpitaz y Percy Rojas, por citar un par de nombres), pero sucumbió en dos finales ante el Independiente de Avellaneda, el temible e histórico rey de copas. Mientras, a los fanáticos más jóvenes todavía se les hace un nudo en la garganta al recordar aquel 4 de mayo del 2010. En un mítico estadio Morumbí repleto, los merengues quedarían eliminados en octavos de final en la definición de penales ante el Sao Paulo de Rogerio Ceni.

Los penales que erraron Alva, Labarthe y Galván abrieron una herida que, nueve años después, todavía no cierra en el alma del fanático. Y con toda razón, ya que fue la última vez que saborearon lo que es jugar fases finales de esta competencia internacional. Por ello, esta tarde (5:15 p.m.) en Puerto Ordaz, en la fase 1 de la Libertadores, los dirigidos por Gregorio Pérez tienen la maravillosa oportunidad de demostrar que hacer una buena campaña en la Copa no solo deber ser una obsesión, sino también una realidad para la familia merengue.

Los cremas pueden comenzar a lavarse el rostro en un torneo que, según las estadísticas, ha sido terrorífico en sus últimas participaciones: solo pudieron ganar tres de los últimos 17 encuentros que disputaron, y estos fueron ante Lanús en el 2010, frente a Capiatá en el 2017 y ante Oriente Petrolero en el 2018. A esto, se le suma un historial de 205 partidos disputados, de los cuales los cremas ganaron 68 veces (32%), empataron en 67 oportunidades y cayeron en 80 duelos (37%). Además, marcaron 256 tantos pero recibieron 288. Por donde se mire, y analizando fríamente estos números, hacer una gran campaña y llegar a fase de grupos se les presenta como un desafío del tamaño del Monumental a este plantel 2020.

–A aprender del pasado–

Aunque es verdad que Carabobo no es precisamente uno de los rivales más poderosos del continente, y hasta se puede decir que por nombres e historia es de los más chatos que disputarán esta edición, la ‘U’ no tiene razones para confiarse. Como se recuerda, los cremas no tienen buenas experiencias cuando les tocó vivir una atmósfera de optimismo parecida a la que se vive ahora.

En el 2017, luego de conseguir un triunfo 3-1 de oro en Paraguay ante Capiatá por el partido de ida de la fase previa del torneo, al final terminaron sucumbiendo con un 3-0 que instauró un silencio sepulcral en Ate. Otra situación muy parecida se dio en el 2018, cuando supieron remontar la serie momentáneamente del 2-0 recibido en la ida ante Oriente Petrolero, pero en los últimos minutos terminaron recibiendo un tanto para el 3-1 en casa, gracias a un inolvidable ‘blooper’ del arquero Raúl Fernández. Curiosamente, un par de futbolistas del actual plantel estuvo en la cancha de aquella noche traumática: Aldo Corzo y Jesús Barco. La mesura debe ser el mejor aliado de los estudiantiles en esta llave ante los llaneros. Ya lo dijo el técnico Pérez, son dos tiempos de 90 minutos y puede pasar de todo, no vale confiarse.

Cuando había logrado la diferencia de tres goles para clasificar, la 'U' recibió un gol en los minutos finales ante Oriente Petrolero en el Monumental y quedó increíblemente eliminado en el 2018. (Foto: AFP).
Cuando había logrado la diferencia de tres goles para clasificar, la 'U' recibió un gol en los minutos finales ante Oriente Petrolero en el Monumental y quedó increíblemente eliminado en el 2018. (Foto: AFP).

–A todo tren–

Una de las razones que se presta para pensar que los cremas sacarán un buen resultado esta tarde es que cuentan con lo mejor de su plantel a disposición. Aunque criticada en su momento por el hincha, la decisión del técnico uruguayo de reservar a la mayoría de sus titulares en la segunda parte de la Noche Crema le ha posibilitado contar con sus mejores hombres. Alejandro Hohberg, ya recuperado de la lesión que lo aquejaba, volverá a ser el extremo izquierdo. Alberto Quintero jugará por derecha y Donald Millán, la figura del equipo en los amistosos de pretemporada, será el ‘10’. Arriba toda la esperanza de gol caerá sobre el uruguayo Jonathan dos Santos. En la banca esperarán Luis Urruti y Alexander Succar como variantes en el ataque.

La ‘U’ va en busca de un resultado que lo deje presto para cerrar, siete días después en casa, la clasificación a la fase 2. Por los refuerzos y por tener un técnico de jerarquía como Gregorio Pérez, el hincha crema se ha vuelto a ilusionar con la Copa. Hoy serán 90 minutos para saber si están en su derecho a hacerlo o no. Los merengues quieren que la Copa ya no sea una decepción, como lo fue en los últimos nueve años. En Puerto Ordaz pueden empezar a torcer esa mala racha.

TE PUEDE INTERESAR:

No te pierdas

No te pierdas